divendres, de desembre 29, 2006

Para mis amigos !!!!



Hola,

Hola a todos. Aunque parezca increíble, la vida es un torrente de sorpresas una vez somos capaces de romper la presa que nosotros, cual castores urbanos, construímos a nuestro alrededor.

Hoy, mi esposa y yo, hemos dado un nuevo rumbo a nuestra maravillosa vida. He aceptado trabajar a partir del proximo dia 6 de enero en una empresa de barcas de recreo. Este cambio de trabajo implica muchas más cosas, algunas que no os explicaré, como una mejora sustancial de todas nuestras condiciones de vida, y otras que sí os relato.

A partir del 2 de enero de 2007 viajamos a un lugar que se llama Samaná, una península en el noreste de la República Dominicana, en pleno Caribe. En el centro de la bahía de Samaná (si lo buscais en el Google lo podreis ver) existe una isla en la que han construído un hotel increíble, un hotel de cinco estrellas gran lujo, dicen que en la actualidad es el mejor hotel de todo el Caribe, al cual sólo se accede por vía marítima.

La empresa para la que trabajaré a partir de ahora hace, entre otras cosas, los traslados de los turistas a este hotel.

Es una noticia tan sorprendente, tanto por la forma en que se ha producido como por lo fantástico del lugar, que no podía dejar de comentarla con vosotros, con los que todavía en la distancia nos quereis y nos deseais lo mejor. A todos vosotros es que me dirijo con toda la humildad que una noticia así puede desarrollar en el ego de una persona.

Es el lugar que las ballenas jorobadas (ahorraos la bromita !!) escogen para tener a sus crías.

En fin, no me alargo más, sólo desearos que este nuevo año 2007 os llegue, para redondear el artículo, como un torrente de vida y de sorpresas.

Con todo nuestro cariño,

Jordi y Luz

Pincha aquí para saber más de Samana, si lo deseas, claro está ...

diumenge, de desembre 24, 2006

BON NADAL !!!

Hola,

Només us voliem desitjar Bon Nadal i Felic Any Nou 2007 a tots els nostres amics. No us oblidem i confiem en que aviat ens podrem retrovar de nou.

Amb tot el nostre Amor,

Jordi i Luz



Hola,
Solo queremos desearos Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo 2007 a todos nuestros amigos. No os olvidamos y confiamos en que pronto nos encontraremos de nuevo.
Con todo nuestro Amor,
Jordi i Luz

divendres, de desembre 22, 2006

Feliz navidad?

Hola,

Los que ya me conoceis sabeis de mi poco amor a estas fechas tan entrañables, como se emperran en denominarlas una y otra vez en la Primera de TVE y en Antena 3.

No voy a utilizar este foro para hacer un alegato contra la navidad, nada mas alejado de mis intenciones al inicio del articulo, pero como bien saben los profundos cristianos, los caminos del Señor ...

Me gustaria, eso si, hacer una pequeña reflexion sobre el sentido real de esta fiesta. Todas las tradiciones, religiones, confesiones o practicas mas o menos espirituales, tienen su periodo de "navidad", un tiempo en el espacio inventado del año para reflexionar sobre nuestro crecimiento interno, sobre nuestro crecimiento espiritual, sobre nuestros logros, y sobre todo, para dar gracias al Ente superior por permitirnos continuar en el camino. Es pues nuestra navidad "cristiana" un momento de recogimiento interior, de reflexion profunda, de gozo por el nacimiento del Salvador y de entrega a los demas.

Me pregunto yo ahora, en un ejercicio de demagogia evidente, en que planta del Corte Ingles venden todas estas cosas?

Es necesario para nuestra existencia el despilfarro escandaloso de medios del que hacemos alarde en estos dias? Es ese el sentido del recogimiento? Es esta la enseñanza que queremos dar a nuestros hijos?

No es en absoluto nuestra culpa, pero somos conscientes de que mas de las tres partes de la poblacion mundial JAMAS estrenaran NADA, nunca, ni unos miserables zapatos nuevos? Por supuesto, y reitero, no es nuestra culpa, no vamos nosotros a dejar de estrenar porque ellos no puedan, pero quiza un ejercicio de realidad nos vendria muy bien a todos.

Hace varios años que yo no celebro la navidad siguiendo los canones. Es mas, alguno de los que leereis este articulo me habeis acompañado de viaje a paises arabes para darnos una cura anti Santa Claus de grupo. Pero si la celebro a otro nivel, no hago regalos, ni voy a cenar o a comer con la familia (tengo 364 dias mas para hacerlo), solo intento estos dias hacer coincidir el final de un año inventado con el ciclo de vida real y hacer una reflexion profunda de que ha sido, de que soy y hasta donde quiero llegarme, hasta donde conocerme y respetarme. Comprender la grandeza del mensaje del momento en que, segun nuestra iconografia, un niño ha nacido para enseñarnos que el unico camino de salvacion es el amor y la pertenencia conjunta a lo que muchos llaman Dios.

Comprendo mi rareza, todo el mundo se encarga de recordarmela a menudo, pero entre gastar y comer sin mesura y permanecer del todo al margen de esta historia, creo que la rareza es de los demas.

Me voy a atrever a pedir algo antes de acabar, que aprovechemos ese soplo de buenas intenciones que queda al final de cada pasada de la tarjeta de credito por los millones de lectores encendidos en estos dias, y hagamos algo de que sentirnos orgullosos de verdad, algo que inflame nuestro orgullo de ser Hombres o Mujeres, como en la cancion de Raymon, algo que de verdad valga la pena.

Seguro que todos sabemos que.

Feliz Navidad,

Jordi.

dissabte, de desembre 16, 2006

El mensaje en la botella

Hola,


Que hay mas recurrente en la historia de un naufragio que el mensaje en la botella?

Que mas alegria pueda recibir un solitario, que encontrar el mensaje de otro solitario?

Como explicar la feliciad de recibir un mensaje en el que lo mas importante no es su contenido, sino el reconocimiento que implica su recepcion?

Eso me ha ocurrido a mi, he recibido mi mensaje en la botella, y me ha hecho feliz, mas aun. Pero no ha llegado en una de esas botellas al uso, de esas que llevan mas algas que cristal y lapas pegadas a la base, con un tapon de corcho que solo con mirarlo se descompondria y un papel arrugado por la humedad en su interior, no, a mi me ha llegado el mensaje envuelto en flores e imagenes hermosas de lugares tanto o mas bellos de lo que las mismas imagenes reflejan.

Es por este motivo que doy hoy la gracias al naufrago emisor del mensaje, a ese otro solitario de vida interna profunda y que solo se expresa, cual silbato adiestrador de canes, por medios en los que los demas no somos capaces ni de sentir.

En un mundo de evidencias, de inmediatez, de mensajes directos, en los que incluso se ahorran letras para decirlos, de prisas, de estres inventado. En un mundo en el que parece que solo triunfen los brutos, los necios y los fuertes, en el que los valores se pervierten al exito rapido, donde pueden bañar su corazon los peces de colores sutiles?

Como comunicar con flores en un mundo de ladrillos ciberneticos?

La respuesta es evidente, lanzando mensajes en botellas perfumadas de ilusion, amystad, animo y esperanza.

Inundemos el mar de botellas, los otros naufragos nos lo agradeceran !!!!

dilluns, de desembre 11, 2006

La meva oficina

Hola,

Molts de vosaltres em demaneu a on estic ara, i sobre tot, com es el lloc. Doncs be, aqui podeu veure a on treballo.



La meva oficina es el balconet de la casa vermella del centre, la que sembla una "Hacienda" espanyola del segle XVII.

Lo que encara no he fet ha estat sortir al balco a saludar, com si fos el campio de la Uefa Champions League, pero el dia que la Penya torni a guanyar la Final Four, ho fare, ho prometo, amb el meu amic Cesar, i a mes a mes despullat.

Be, despullat nomes si la Reial Societat guanya alguna vegada alguna cosa, lo que sigui.

Cuideu-vos molt,

Petons a tots/es.

divendres, de desembre 08, 2006

La Tierra de Sangrila

Hola,

Cuenta un viejo mito, muy bien llevado al cine por Frank Capra en su pelicula Horizontes perdidos, a su vez basada en la novela de James Hilton, quien se inspiró en las publicaciones del botánico Joseph F. Rock sobre el reino lamaísta de Muli y las costumbres de los Naxi de Lijiang, a cerca del paraiso de Sangrila.

Dice este viejo mito que existe, en un lugar indeterminado del Himalaya, un valle donde la gente vive en paz y armonía, felices y en eterna juventud. Un paraiso de abundancia y paz. En la pelicula de Frank Capra, por un accidente aereo llegan hasta alli cuatro occidentales que gozan de las tierras y los encantos del paraiso hasta que deciden abandonarlo, entonces recuperan la velocidad del tiempo exterior y, antes de perder de vista las montañas, envejecen y mueren.

El mito de Shangrilá viene de tiempo, porque nos podriamos extender hacia atras y hablar de mitos mas antiguos, como Shambhala, la fuente de la sabiduría eterna de los antiguos budistas, o la Kalapa hindú, donde se alojan los inmortales en el Himalaya, pero no es esa mi intencion, ni tampoco tengo los conocimientos, ignorante de mi, para hacerlo.

Lo que si quiero hacer es esta reflexion, vale la pena vivir dentro de Sangrila?

Hasta hace poco siempre pense que no, porque desde muy pequeños ya nos enseñan con precision de orfebre que esos paraisos no son para la gente "normal" como nosotros, que estan reservados para gente especial, para vividores o gente de, como decirlo, moral relajada. Sin embargo ahora yo vivo en mi Sangrila particular, en un paraiso de arenas blancas, extensiones de palmeras y cocotales, clima entre primaveral y veraniego, sol, vegetacion exhuberante, comida en abundancia, armonia libre de estres y gente sencilla, con sus debilidades y virtudes igual que todos, pero sencillos.

El precio?, no salir de Sangrila.

Despues de mucho pensar, casi unos dos o tres segundos, he llegado a la extraña conclusion de que si vale la pena vivir en Sangrila. Quiza no para siempre, y con toda probabilidad el dia que me marche envejecere de golpe y una parte de mi morira, pero como dice aquella cancion de la Union del boxeador sonado, quien puede decir que alguna vez ha sido el mejor?

Quien puede decir que alguna vez ha vivido en Sangrila?, yo puedo, y vale la pena.

De verdad.

divendres, de desembre 01, 2006

Ma Liberte

Hola,

Por primera vez en mucho tiempo me vuelvo a sentir libre.

Hay una canción de George Moustaki que se titula “Ma Liberté”, y que en estos meses atrás ha golpeado mi razón hasta la extenuación. Ha hecho temblar los altavoces de mi antiguo coche hasta casi reventarlos y me ha hecho cantar a gritos en un francés macarrónico los versos de su canción.

En ella explica que la libertad es una esposa exigente. Para tenerla contenta tuvo que renunciar a su familia, a sus amigos y a su país, pero que cuando la encontró pudo caminar sobre la rosa de los vientos con absoluta despreocupación.

Así me siento yo. He renunciado a mi país y dejado a mis amigos para conquistarla.

Por primera vez pues en mucho tiempo, me siento libre. No tengo ningún compromiso más allá de conmigo mismo. Puedo explorar las regiones de la luna si me apetece, o caminar descalzo a las doce de la mañana. No he de llegar a ninguna hora a ningún lugar, ni volver de ningún sitio para llegar a cualquier parte. Nadie me espera para comer, ni he de preparar más cena que la mía. Mi armario luce sólo con dos pantalones y tres camisas, y ni siquiera he de escoger qué ropa ponerme porque sólo tengo esa. Mi pensamiento vaga tranquilo durante horas por regiones antes inexploradas de mi recuerdo, y regresa cuando lo desea, sin ser llamado por ninguna bocina ni alarma.

Es el Sol quién me despierta cuando sale y mi cansancio el que me acuesta cuando llega la hora. Soy libre incluso para haber decidido trabajar, y no me pesa la decisión de dejarlo si me apeteciera. No tengo cuentas pendientes ni ataduras emocionales. El tiempo lo marca la duración de las canciones que escucho y el hambre lo sacio en un buffet que está siempre abierto.

¿Qué más se puede pedir? Me entrego en meditación cuando lo deseo y me recupero cuando finalizo.

Pero como bien canta el señor Moustaki, he traicionado a mi libertad. Lo diré como el lo recita, porque me parece más hermoso, la he traicionado por una prisión de amor.

Ella se llama Luz.


(Letra completa de la cancion de Georges Moustaki)

dilluns, de novembre 27, 2006

Que cambia en un cambio?

Hola,

Antes de seguir, solicito de nuevo la clemencia por mi redaccion, sin embargo no soy culpable al cien por cien, ya que mi teclado carece de ciertos elementos basicos para una buena ortografia, como los acentos. Gabriel Garcia Marquez disfrutaria con el (acentuado, claro).

Si me remito a la pregunta del titulo, debo reconocer que tengo mis dudas.

Quiza seria bueno comenzar a desentrañar por lo que no cambia, y que en base es la parte mas importante de la ecuacion. Yo.

Yo no cambio en un cambio, mi Yo inmutable e imperturbable no varia, eso es evidente ya que no lo ha hecho nunca. Asi pues, que cambia?, y la respuesta es "las formas". Las formas de todo lo que nos rodea es el unico cambio que se produce al cambiar, porque es lo unico voluble en la existencia.

Si seguimos con la reflexion y aceptamos que el Yo imperturbable e invariable no cambia por su propia naturaleza, y somos conscientes de que no unicamente yo dispongo de un Yo, significa que todos los Yo esenciales de cada uno de nosotros, asi como de cada una de las cosas que nos rodean, no cambian. Que es pues lo que cambia?, las formas de nuevo.

Lo unico que puede variar es lo que no es inmutable, y eso esta siempre en constante cambio porque no depende de su esencia, sino de la percepcion exterior.

Permitidme, si no estais ahitos ya de esta reflexion, que la finalice. Debemos ser conscientes siempre de nuestra esencia, saber que nunca, bajo las circunstancias que sean, cambia. Que nosotros somos siempre la misma cosa, YO. Y que tambien tenemos una obligacion muy importante si hemos comprendido esto, que es ver el Yo de cada uno en los demas y comprender que en ellos tambien es invariable.

No tenemos derecho a juzgar ni a valorar, ni a asustarnos y preocuparnos por cosas exteriores.

Entonces, como podemos sentirnos victima de las emociones y de las circunstancias, si estas son inexistentes?, os preguntareis.

Quiza no he comprendido mi propia explicacion.

divendres, de novembre 24, 2006

Desde mi ventana

Hola

Quiero pedir disculpas de nuevo a los lectores de este articulo por dos motivos. El primero porque voy a escribir sobre mi, y el segundo porque lo hago desde un teclado americano, el cual carece de acentos y esa consonante que ocupa la ultima silaba de la nacion vecina.

Lo que mas quiero deciros es que ha cambiado la vista que enmarca mi ventana, es mas, ni siquiera tengo ventana. Ahora domina mi habitacion una cristalera de doble puerta abatible con vistas algo diferentes a las que gozaba apenas un par de dias atras. Veo, estirado en una cama de matrimonio mas vieja que victoriana, tres palmeras enormes y una extension de arboles frutales que se pierde contra el azul del cielo. El ruido de los coches que circulan como locos por la Gran Via ha sido sustituido por el chapoteo de la lluvia torrencial y el canto de los pajaros invisibles en el verde.

He perdido mis lujos, no tengo microondas, ni dvd, ni surround, ni internet (escribo desde una oficina), ni equipo de musica, ni lavadora, ni siquiera video VHS. Un televisor y cinco libros seleccionados hacen todo mi ajuar. De momento no los echo de menos, mas bien al contrario, los abandono a su suerte como he hecho conmigo mismo.

No veo por la ventana a mi familia, ni a mis amigos, ni a mi nena. Para ello tengo que buscar en el fondo de mi corazon, pero la luz del cielo, que aqui llega clara, me ayuda a verlos con precisa nitidez, aunque creo que no es suficiente ...

No existe nacimiento sin una muerte previa. Eso es lo que yo he vivido, ahora solo queda nacer otra vez para seguir creciendo, y creo que este es un lugar tan bueno o mas que cualquier otro.

Adios edificios, ahora los arboles os han vencido.

dimarts, de novembre 21, 2006

Perdón

Hola,

Lo siento pero antes de continuar debo hacer una advertencia a los lectores de este artículo, aquellos que no me conozcáis no sé si os interesará demasiado lo que voy a explicar. Y a todos, los que sí me conozcáis y los que no, os pido perdón por la redacción de este texto, ya que es más para mí que para ustedes.

Tengo la necesidad imperiosa de desahogarme una vez. Hoy, día veintidos de noviembre de 2006, dejo toda mi vida "conocida" y parto en una nueva aventura en la que todo está por descubrir. Cierto es que mi "aventura" no es tal si tenemos en cuenta las condiciones de la llegada, pero la partida sí que forma parte de esta aventura.

Hace unas tres semanas que comencé a despedirme de todas las personas que, en más o menos medida, tienen una cierta relevancia en mi vida. He perdido la cuenta de toda la gente con que me he abrazado en estos veintiún días justos. Hay un recurso literario muy utilizado como fórmula de reflexión, tanto para la vida del protagonista de turno, como para la del lector, y es la visualización del funeral propio. Esto lo podemos ver en grandes clásicos como "Cuento de Navidad", o en historias más cercanas como "Qué bello es vivir" , incluso en series tan increíbles como "The Simpson" lo aprovechan.

Bien, yo he asistido a una especie de mi pequeño funeral, y debo decir que ahora, a menos de diez horas para embarcar, siento el peso de la lápida con una fuerza escalofriante. He tenido la gran fortuna, la inmensa fortuna, de saber cuanta gente me quiere. Nadie puede llegar a imaginarse nunca algo así si no ha pasado por esto. Supongo que todos los inmigrantes que dejan a sus seres queridos y se aventuran con algo menos que un hatillo moderno, se deben estar riendo de mis tonterías, o quizá estén recordando la infinita tristeza que se siente al dejar a los suyos, pero fuera de los que alguna vez han dado el paso, el resto no podemos tener ni idea del dolor que acarrea una rotura en masa.

Dejo hoy, consciente y decidido, a mi Familia, a mis Conocidos, a mis Amigos, y a mi Hijastra, a la que nunca más volveré a ver. Es difícil seguir un guión estructurado en un artículo como éste porque la emoción obliga a detenerme cada pocas pulsaciones. No salen de mi cabeza más que palabras de agradecimiento para la gente que me ha hecho lo que soy. ¿Cómo devolver parte del amor que me han dado y que yo siento que desprecio al abandonarles por una necesidad egoísta y parida directamente de mi ego?

Perdón amigos, perdón Xesca, perdón Pitu, perdón José María, perdón Cecilio, y Antonio, y Jose, y Manuel, y Eva, y María José, y tantos y tantas que no puedo seguir con la lista. Perdón Ainhoa porque nunca más volverás a saber de tu padastro y ni siquiera tengo la oportunidad de explicarte porqué. Perdón, perdón, perdón.

Me gustaría decir que os quiero, pero mis actos no indican eso, indican que yo me quiero más, y no sé si el precio que pago de desgarro interno compensará la traición. Seguro que no.

Aún a riesgo de resultar una vez más en mi vida hipócrita, os digo que sí os quiero, con toda mi alma y mi corazón.

Quien no merece ser vuestro amigo,

Jordi.

diumenge, de novembre 19, 2006

Hasta pronto y gracias

Sin orden de aparición, muchas gracias a todos porque sin vosotros yo no seria.


Xesca, Manel, Ana, Eva, Cecilio, Antonio, Ainhoa, Jose, Jaume, Emilio, Gerard, Julia, Maria Jose, Pitu, Marc, Marina, Toni, Mise, Dani, Jordi, Valentin, Rances, Adriana, Claudia, Gerard, Manoli, Ismael, Julia, Gisela, Pierre, Jorge, Josep, Joana, Oriol, Guillem, Sergi, Cesar, Miguel Angel, Yadira, Bisonder, Elsi, Piotrec, Jordi, Rafa, Nati, Silvia, Irene, Remei, Josep Maria, Joan, Jose Maria, Sergi, Alex, Maite, Enric, Noemi, Antonia, Oscar, Alfons, Toni, Saida, Nuria, Xavi, Marti, Pere, Silvia, Merce, Montse, Paco, Ana, Jesica, Noemi, Maria, Pilar, Angels, Paqui, Marga, Salvador, David, Eduardo, Jose, Mari, Sebas, Marc, Jose Francisco, Olga, Fabian, Maite, Vanesa, Encarna, Sofia, Tomas, Barbara, Roser, Ferran, Carlos, Veronica, Sandra, Ella, Yolanda, Xavier, Francesc, Dolors, Montse, Juli, Pepe, Gines, Rudi, Cristina, Miguel, Juanan, David, Piedad, ... y todos los que me faltan hasta llegar a Baloo.

dissabte, de novembre 11, 2006

Una frase

Hola,

Escuché ayer una frase que no puedo dejar de compartir en este foro.

"Las cosas que pudieron ser y no fueron, quedan grabadas en el recuerdo con más fuerza que las vividas"

Demasiado peso ...

divendres, de novembre 10, 2006

El agradecimiento

Hola,

Hoy, con vuestra clemencia, volveré a hablar de mí.

Por necesidad vital he tomado una decisión, ya comentada en algún artículo anterior, que implica un cambio radical de vida. Mi vivienda, mi trabajo, mi familia y mis amigos, las calles que a diario recorro, las tiendas en las que me proveo, la gente, las caras familiares que me cruzo, las marcas de los coches, los nombres de calles vecinas, los olores y los colores de mis trayectos, todo lo dejo atrás para iniciar una nueva vida, ser otra persona, o intentarlo.

No deduzcáis de mis palabras un valor que no tengo, ni mucho menos una locura de la que carezco. Nada de eso, ya que allá donde voy (y hablo siempre en singular porque aunque mi compañera vendrá, es una decisión suya el acompañarme) mi situación económica creo que estará más que garantizada. Pero el cambio que he escogido implica cruzar el océano e iniciar una nueva etapa en otro lugar, en otro país, en otro continente.

Es algo que me ilusiona sobremanera, sin embargo estos días previos a la marcha, estos días de trajín de cajas y cajas, llenas de mi vida, se están caracterizando por una despedida continua. Una despedida que se inicia por la mañana y que no cesa hasta que comparto colchón con mi compañera. Gente, mucha gente, se esta dirigiendo a mí estos días para desearme todo lo mejor. ¿Sabéis lo significa entristecer un poco cada vez? No sé dónde leí que cada despedida es como una pequeña muerte, no creo en realidad que sea tanto así, pero la fuerza de cada abrazo que sé que será el último, o de cada apretón de manos, o de cada par de besos, arranca de mí un trozo que pertenece a la vida que he decidido dejar.

¿Cómo comprender la cantidad de gente que te envuelve cada día si no la pierdes? Yo me estoy dando cuenta y es a la vez horrible y maravilloso.

Desde aquí, desde mi más humilde y presuntuosa existencia, os doy a todos las gracias por haber formado parte de mi vida, más o menos profundamente, pero todos y cada uno de los que en algún momento os habéis acercado a mí, o habéis dejado que yo me acercara a vosotros, formais parte de la persona que yo soy, y eso es lo más emocionante e importante que una persona pueda comprender. Los millones de impactos que su persona recibe para formarse.

Gracias a todos por formar parte de mí.

Con todo mi agradecimiento y sinceridad, gracias de corazón.

dimecres, de novembre 01, 2006

Días que cambian la vida

Hola,

Hoy ha sido un día de esos que cambian la vida.

Yo en la mía he tenido varios, momentos en que sabes que la decisión que acabas de tomar marca un antes y un después en la linea vital. El nacimiento de un hijo, o el día en que decides separarte de tu compañer@ para iniciar una nueva etapa de soledad.

Bien, pues hoy ha sido uno de esos. Hoy he presentado mi renuncia a un trabajo en el que he crecido durante veinte años de mi vida. Puedo ver vuestras sonrisas , irónicas algunas y de condescendencia otras, pensáis que vaya estupidez, miles de personas cambian de trabajo a diario, vosotros mismos lo habréis hecho en numerosas ocasiones, y tenéis toda la razón, pero yo no lo había hecho nunca. Ha sido como arrancar de un estoque certero el eje central de la rutina de mi vida.

La incertidumbre encómica, de momento no la huelo como el Sapo Sumergido de la novela de John Irving, pero sí tengo una desazón interna profunda.

He tomado una decisión hoy que cambiará el curso de los próximos cinco o diez años de mi vida y todo lo que siento es contradictorio. Por una banda me envuelve una gran desazón y tristeza, pero por otra veo la oportunidad de realizar uno de mis mayores sueños, tener tiempo para realizar el viaje que me persigue desde la primera vez que pisé América, marchar de Usuhaia a Santa Marta caminando, en autobus, auto stop, tren, o lo que sea, pero despacio, conociendo y aprendiendo. Emigrando al revés.

Pues eso, hoy ha sido un día muy largo, mucho. Ha comenzado con la conversación que me atormentaba estas noches pasadas, y ha finalizado abrazado a mis amigos, medio preso de la embriaguez producida por el alcohol y la emoción de saber que la vida, tal como la he conocido hasta ahora, se ha acabado.

Mi compañera ha tomado la misma decisión que yo y ha decidido acompañarme.

¡Bienvenidos al Circo! ¡El espectáculo está a punto de comenzar!

dimarts, d’octubre 24, 2006

La preparación para el dolor

Hola,

Hoy, por motivos puramente particulares, siento el dolor cercano. Siento como la familia de T.S. Garp, en la extraordinaria novela de John Irving, la llegada del Sapo Sumergido. Algo terrible que a mis espaldas va cobrando la fuerza necesaria para golpear sin clemencia llegado el momento.

No creáis que estoy paranoico, o no por lo menos en este tema, de veras está a punto de emerger de las profundidades el Sapo Sumergido en forma de despedida, como si de una muerte se tratase, cruel y despiadada.

La reflexión que intento desde esta pantalla brillante es cómo prepararnos para el dolor, cómo ser capaces de cruzar la entrepierna ante la evidencia de que alguien nos va a golpear en ese lugar tan doloroso.

Creo que no existe tal preparación, o como mínimo, no existe una preparación al dolor efectiva al cien por cien. Todos hemos sufrido situaciones más o menos terribles en nuestras vidas, y todos las hemos visto venir en muchos de los casos, pero ¿ha valido de algo?, casi siempre no.

Entonces, ¿cómo lo hacemos? Yo sólo puedo explicar que voy a hacer yo, y como me preparo para ello. Primero comprender que el dolor va a ser inevitable, que por más que me aferre a mil conjeturas mentales, el dolor existirá y será profundo. Segundo, no maximizarlo ni proyectarlo con anterioridad a que se produzca, y por último, aceptarlo, incorporarlo a la enseñanza vital de toda existencia, y olvidarlo.

Una amada amiga mía me dio una vez un par de claves para salir de estados dolor, una de ellas fue dedicarle un tiempo físico al dolor, es decir, sufrir entre una hora y otra, por ejemplo decirnos “voy a llorar un cuarto de hora, y después se acabó”, y cumplirlo, y otra muy importante, no machacarnos ni regocijarnos en el sufrimiento. “Tú machacarías o le harías presión a un amigo tuyo durante todo el tiempo para que estuviese mal, ¿entonces porqué te lo haces tú?”

Yo particularmente creo otra cosa más, y es que el sufrimiento o el dolor no son camino de nada, ni de aprendizaje, ni de crecimiento, de nada en absoluto, y que sólo desde la paz y la felicidad de sentirnos, podemos crecer.

Creo que la única preparación posible al dolor es esperarlo, minimizarlo, gozarlo e ignorarlo, ejerciendo toda nuestra fuerza en alegrarnos por las miles de cosas hermosas que disfrutamos cada día.

Iba a cerrar esta reflexión parida de mi gran ignorancia, pero he recordado una frase del Nuevo Testamento puesta en boca del Maestro, “Padre, aparta de mi este cáliz”. Ni Él estaba preparado para el sufrimiento, pero lo aguantó estoicamente y sobrevivió.

¿O no?

divendres, d’octubre 20, 2006

Una perla


dilluns, d’octubre 16, 2006

Hoy bien merece un esfuerzo

Hola,

Hoy día 17 de octubre de 2006 se da una de esas causalidades momentáneas y mágicas que suceden muy de tanto en tanto.

Hoy se da una alineación especial, que tendrá su máximo momento sobre las 17 horas en Europa, para proyectar los anhelos y pensamientos que se harán realidad en estos próximos años.

Bien, casi puedo ver algunas sonrisas de incredulidad (contando con que esto lo lea alguien). Pero me gustaría que me concediéseis por un segundo el beneficio de la duda. Gracias. ¿No creemos también que en fechas señaladas como los aniversarios, navidades, santos (qué más rídiculo que esto), etc. pasan cosas especiales, y sobre todo, sentimos cosas especiales en esos días marcados? ¿No proyectamos nuestros deseos los primero de cada año o después de volver de un periodo vacacional?

¿Por qué no creer entonces que hoy es un día especial?

Inténtalo, proyecta sólo pensamientos positivos, cosas agradables de ti mismo y de los demás, cosas maravillosas que deseas que te ocurran a ti y a los tuyos. No des cancha a los malos pensamientos, a las envidias, a las disputas, a las dudas, a los nervios o a los marrones del día a día. ¡ Hoy es especial !

Alíneate contigo mismo, respira pausado, deja pasar esos pensamientos e imágenes negativas, salúdalas con una sonrisa y mira como pasan de largo en nuestra mente. ¡Adiós malos rollos! ¡¡ Hoy es un día especial !!

¿Qué mejor día para estar en paz, alienado, concentrado en sentirte bien qué hoy? ¡¡¡ Hoy es un día especial !!!

Piensa que miles de seres lo van a aprovechar, y yo estaré entre los que lo intenten.

¡¡¡¡ Hoy es el día especial !!!!

dimecres, d’octubre 11, 2006

La carta de la vergonya, i de les llàgrimes.

Hola,

Avui, un amic meu m'ha fet arrivar aquesta informació. Crec que llegir-la ens fara a tots una mica més vells i tristos.


Patronat FCCSM (Fundació Congrés Català de Salut Mental)

Benvolguts / benvolgudes,

El passat mes de febrer, en el marc del 3r Congrés Català de Salut Mental, alguns de nosaltres vàrem tenir ocasió de conèixer el Dr. Eyad El Sarraj, impulsor de diferents institucions i programes en l’àmbit de la SM comunitària a Gaza i fortament compromès en l’establiment de ponts de diàleg entre Israel i Palestina per fer possible un verdader procés de pau a la zona.

Fa uns dies, ell ens va fer arribar aquesta carta que avui us adjuntem. Per la nostra part, des de la FCCSM i el projecte de cooperació que estem duent a terme amb la Direcció de Cooperació Internacional i Solidaritat de l’Ajuntament de Barcelona, seguirem fent tot el que sigui possible per col·laborar i promoure iniciatives com les de l’amic Eyad El Sarraj.

Cordialment,

Lluis Isern Víctor Martí

Fundació Congrés Català de Salut Mental (FCCSM)
C/ Còrsega, 257 pral. - 08036 Barcelona
Tel.: 93 238 62 47 - Fax: 93 416 17 58
info@fccsm.net - http://www.fccsm.net/


Llàgrimes al Caire
Dr. Eyad El Sarraj
Gaza - Palestina
21 de setembre de 2006


En els últims tres mesos al Caire he format part d’un petit grup de palestins que estaven esperant a tornar a casa, a Gaza. En Jad Tayeh n’era el més jove i el més energètic. Tenia un sentit de l’humor poc freqüent, li agradava analitzar els fets polítics i resultava una companyia molt agradable. Quedàvem per dinar i ens passàvem els vespres parlant de política.

En Jad era mogut i inquiet. Va fer alguns viatges curts a diverses capitals. I la setmana passada li van dir que podria tornar a Gaza creuant el pont del riu Jordà i passant pel punt de control d’Eretz. Com que era el segon home del Servei d’Intel·ligència General de l’Autoritat Palestina, en Jad rebia el tractament reservat a oficials palestins d’alta graduació.

Així que va marxar del Caire en direcció a Amman i després cap a Gaza. Tres dies després, el van matar. Anava en un cotxe amb tres amics i el seu xofer, quan de sobte els van disparar des d’un cotxe que accelerava cap a ells i, més tard, des d’un segon cotxe. En Jad va quedar envoltat per un toll de sang. Els assassins s’hi van apropar i li van disparar al cap. Llavors, van matar els seus quatre acompanyants.

Vaig sentir la notícia a Al-Jazeera i no m’ho podia creure. El nostre grup es va reunir aviat, tots menys en Jad. A tots ens queien les llàgrimes. Hi havia una sensació compartida d’incredulitat. Pensàvem que acabaria venint. I realment és molt dolorós adonar-se que no serà així.

El meu exili de Gaza va començar quan el meu amic Arnon Hadar em va pregar que no el defraudés. “Hem d’estar junts i hi ha molta gent esperant”, va insistir. No li podia que dir que no, a l’Arnon, un matemàtic israelià amb una ment i un cor extraordinaris. Ell vol veure justícia, pau i llibertat a la Terra Santa i per tot arreu.

Durant quatre dies, vam viatjar fugaçment a París, Budapest, Brusel·les i Ginebra. Com a representants de la Facultat per a la Pau Israeliano-Palestina, vam donar a conèixer el nostre missatge a molta gent: fer que s’acabi l’ocupació per possibilitar la pau.

Tot just havíem acabat de començar el nostre curt viatge, quan un soldat israelià va ser capturat per Hamas. Israel immediatament va aïllar la franja de Gaza de la resta del món, i va imposar un programa de terror i càstig col·lectiu sobre la seva gent. La guerra del Líban va començar i ja es va acabar, però la destrucció de Gaza continua. L’exèrcit israelià ha matat almenys 250 persones, ha destruït l’única central elèctrica, ha destruït cases i ha privat la gent de menjar, d’aigua potable, de medicaments i d’altres necessitats bàsiques. També ha detingut ministres i membres del Parlament palestí.

El nostre petit grup, atrapat al Caire, ha observat tota aquesta destrucció des de la distància amb un sentiment de repulsa. Ahmad, un home de negocis, truca a casa cada dia per parlar amb la seva filla de tres anys. Em va dir que sentir-la l’omple de satisfacció. També em va explicar que, abans, cada matí solia passar-s’hi com a mínim una hora donant-li l’esmorzar i jugant amb ella, fins i tot canviant-li els bolquers. Ara, quan ell truca, ella li diu “papa, vine a casa”, i ell es posa a plorar.
En Mustafa va aconseguir portar la seva família al Caire quan Israel va permetre obrir la frontera durant unes hores. Hassan, un altre home de negocis, em va explicar que pateix molt pels seus treballadors de Gaza, que ara no tenen feina ni diners. Jo estava assegut amb ell quan va rebre una trucada de Gaza. Va empal·lidir i li van començar a caure les llàgrimes. La persona que el trucava era un amic seu que s’estava morint de càncer i volia acomiadar-se.

La Nadia és una dona jove; el seu marit va ser enviat al Caire per ser sotmès a un tractament de cor. Ja ha acabat el tractament i ara tant la Nadia com ell estan esperant per poder tornar a casa seva a Gaza. La Nadia va parlar amb algú que li va oferir passar-la il·legalment per la frontera a través d’un túnel si li pagaven deu mil dòlars. Però ella no té tants diners i plora i resa cada dia.

Enganxada a la pantalla de la televisió mirant la redifusió dels horrors de l’11-S a la cadena Al-Jazeera, la Nirmeen plorava en silenci. L’Adam, el seu fill de sis anys, li va preguntar per què plorava. Ella li va dir que era per la tragèdia d’aquesta gent que estava morint cremada. Desconcertat, el nen va exclamar: “Però si són americans!”. Ella li va respondre que eren gent innocent que estava a la feina. “I nosaltres també som gent innocent. Has vist què els han fet al Líban i a Gaza?”; aquesta va ser la resposta del nen. “Però aquells eren israelians,” va explicar-li la mare. I llavors l’Adam li va preguntar: “Israel no és la capital d’Amèrica?”.

Dr. Eyad El Sarraj
Gaza – Palestina

dimarts, d’octubre 10, 2006

Open Your Mind

Hola,

Con la frase que da título a esta ignorancia, saludan desde hace tiempo los que se conocen como miembros de la Nueva Era, o para los más cool, New Age. En esta definición se embarcan, como si Noé los hubiese llamado, tipos de todo tipo. Cualquier persona que ya no encuentra salida a su llamada espiritual en las religiones mayoritarias, o se mete en una secta, o se engancha a la era de Acuario, o ambas cosas.

Pero si somos capaces de ver el camino debajo del polvo de las pisadas, veremos que en muchos de sus planteamientos, la espiritualidad que nos anuncia la nueva era, es magnífica. No imagino a nadie levantando un arma, mísil o brazo venoso de gimnasio, contra otro porque uno se envuelva en la llama dorada y el otro en la llama violeta.

Dicen que las religiones están pasadas, anticuadas, demodé, y tienen toda la razón. En la única religión que un ser puede creer es en la que brota de su alma, no la que le dicta un micrófono desde una torre, un hombre con faldas desde una ventana, o un tipo con la coronilla tapada desde una pared que se cae a trozos. Estamos en la obligación con nosotros mismos de escuchar nuestros ruegos, nuestros silencios internos. En ellos se encuentran todas las llaves, todas las respuestas, todos los caminos a seguir. Incluso el valor para hacerlo.

No quiero decir con mis irónicas palabras que las enseñanzas espirituales de las grandes religiones sean falsas o malvadas, sólo lo son una buena parte de los que las imponen a los demás. No imagino a un sufí, o un cabalístico, o un monje cristiano, que sientan en su interior la llamada del Todo, armándose e intentando convencer a los otros de su verdad. Ellos hacen silencio, escuchan la vibración, la llamada de lo que con diferentes palabras denominan Dios, el ronronéo del Todo del que formamos parte, y asienten y viven en Él.

El resto actuamos como transeuntes frente a un escaparate, con prisas, observando los bienes desde fuera o queriendo poseerlos de inmediato. Muy pocos son los que se paran y estudian lo más importante que tienen, lo único que nadie les puede arrebatar, ni un banco siquiera, la vida divina y única que poseen, aquella que no pertenece a la pareja, ni a los hijos, ni a los amigos, ni a los jefes, sólo a uno mismo.

Tanto ruido no nos deja escuchar y nos abotargamos tras las paredes que construimos con los materiales a nuestro alcance. Celos, envidia, riñas, apariencia, ego, ego, y ego. Con eso hacemos las barreras a los demás y a nosotros mismos. Si un pájaro es capaz de sentir una tormenta a kilómetros de distancia y nosotros necesitamos consultar el teletexto, ¿no será que algo falla?

Yo añadiría al Open your Mind, la frase de un maestro que tengo la dicha de contar entre mis amigos, be quit, be silence.

Fes el silenci.

Una altre manera de veure-ho


dimarts, de setembre 26, 2006

En la gran Catalunya

Hola,

El Periódico de Catalunya del día 25 de septiembre publicaba una noticia según la cual se abandonan diez niños al mes en este país.

No hablamos de la lejana Latinoamérica, ni de la África negra, ni siquiera de la enemiga número uno del mundo occidental, el África árabe, la noticia tiene como ámbito geográfico Catalunya. Eso sí, el Periódico se apresura a comunicar que la mayoría de las madres son jóvenes o extranjeras. Vaya soplapollez, con perdón, también podía haber publicado que la mayoría de las madres son mujeres. O que la mayoría son blancas o negras. A veces la prensa ...

Lo que sí quería hacer notar desde este espacio es que en Catalunya hay unos seis mil quinientos niños retirados del cuidado de sus padres biológicos, ya sea por abandono o por retirada forzosa por parte de la Generalitat. De esos seis millares y medio, cuatro y medio hacen su vida con familiares cercanos, familias de pre-adopción o familias de acogida. El resto, dos mil niños menores de doce años, viven en centros de la Generalitat.

Quizá es cierto que no es sencillo educar a un hijo, quizá sea cierto que no compensa la pérdida del espacio propio, quizá es verdad que cuidar un hijo nos envejece, son posibles conjeturas, pero lo que sí es cierto es que el primer derecho de un ser, tener padres, en dos mil niños de mi país está siendo vulnerado.

¿Por qué una de las cosas más sencillas de la vida, tener padres, no funciona para todo el mundo?

No sé que reflexión hacer, la verdad. Sólo quería constatar el hecho, advertir de la realidad de un país en el que nuestro ómbligo no nos deja ver más allá. Ojalá pudiese moralizar o hacer moralina sobre este asunto, pero no sé que decir. Esperaba que explicándolo en "público" mi vergüenza se acallaría, pero no es así.

En el Periódico publican un teléfono, 932310089, en el que aseguran una información más útil.

En fin, loemos a nuestros padres que por lo menos tuvieron la delicadeza de cuidarnos.

Gracias de todo corazón a ellos.


Acceso a la noticia del Periódico

Acceso a la noticia de un ejemplo para todos nosotros

dimarts, de setembre 19, 2006

El Gran Maestro

Hola,

Esta enseñanza tampoco es mía.

Lo siento pero como mi sabiduría roza la nulidad, debo permitirme la desvergonzada libertad de transcribir la de otros tal y como yo la recuerdo.

Un maestro explicaba a su discículo (su cachorro, como él lo llamaba) la siguiente fórmula para encontrar la ansiada felicidad.

Busca lo más vital,
sólo lo que necesitas, nada más,
olvida tus preocupaciones
porque lo necesario para vivir
la madre naturaleza nos lo da.

No olvides qué eres
y allí donde vayas, se feliz,
porque lo mas vital en esta vida
te llegará.

Es una buena enseñanza, una forma de vivir sin estrés, sin preocupaciones excesivas. ¿A qué hemos de temer si lo más importante nos llegará?

El pánico de no "tener" nos atenaza, nos cubre de preocupaciones estériles que sólo consiguen turbar nuestra paz interior. ¿Qué puede haber más importante que saber qué y quién somos? ¿Qué lugar ocupa en esa búsqueda el coche, el móvil o la ropa que podamos comprar?

No desees, agradece lo que llega y aprovéchalo, así la vida es un cúmulo de regalos continuos.

Si pinchas aquí podrás escuchar la enseñanza en boca directa del maestro.

¡Qué buen regalo, verdad!

dilluns, de setembre 18, 2006

¿Qué nos impulsa?

Hola,

Cada vez con más fuerza y cadencia me ocurre que cuestiono casi todas las actitudes humanas, rectifico (ya en la primera línea), me cuestiono las actitudes borreguiles humanas. Y en especial las violentas.

No comprendo cómo ni porqué un grupo de gente puede salir a la calle a manifestarse en contra o a favor de algo que no les pertenece porque un tercero lo manda.

No comprendo cómo un padre/a de familia, un hombre/a con su cerebro biológicamente formado, puede salir a la calle a quemar iglesias católicas porque el Pope cristiano (escogido democráticamente por los católicos, claro) ha dicho algo que ha molestado a otro alguien, que a su vez incita a la borregada a salir a la calle. Pero ¿Por qué sales? ¿Qué te importa a ti lo que puedan decir otras personas a las que jamás conocerás en vida, qué no son ni de tu familia? ¿Cómo puedes perder un segundo de TU tiempo para colmar las ansias de otros?

La reflexión sobre la quema de las iglesias es para aprovechar la actualidad, pero esta actitud no se reduce a un grupo étnico, religioso o racial. Es extensible casi a todos los hombres/as. ¿Porqué si el presidente de un equipo de fútbol manifiesta algo contrario a otro presidente salen padres/as de familia con sus cerebros en perfecto estado de revista a la calle? ¿Porqué si un mandatario político inicia una campaña contra algo o alguien, de inmediato aparecen seguidores dispuestos a quemar su tiempo para defenderlo? ¿Porqué si el jefe de una tribu se siente injuriado en su persona envía a sus súbditos a la pelea, y ellos/as porqué van en lugar de correr al jefe a gorrazos?

¿No ven que esas disputas sólo pertenecen a los que las inician? ¿No comprenden que esos mandatarios son personas igual que ellos/as y que esas disputas son sólo batallas individuales entre sus egos?

¿En qué lugar del camino se nos durmió la parte del cerebro de la individualidad, del hecho que nos convierte en seres únicos, divinos, en el resultado de miles de años de perfeccionamiento y crecimiento constante?

Para seguir como ovejas los mandatos de otro no hacía falta que caminásemos a dos patas, que nuestro cerebro tuviese más conexiones eléctricas que toda la fauna junta o que nuestro Ser fuese inmutable. ¿Para qué? Sería más cómodo pastar, rumiar y caminar tras el pastor.

¿Qué búsqueda nos ha hecho perder de vista la meta? ¿En qué momento ha dejado de ser más importante el crecimiento individual que la pérdida de la integridad, o de la vida, por seguir los mandatos de otro que descansa cómodo en su sofá?

Quizá el motivo sea que el ruido al que nos someten sin descanso no deja brotar la verdad interior que todos llevamos dentro.

Dicen, entre otros Paulo Coelho al que cito de manera literal, "sigue sólo los mandatos de tu corazón", muy bien, pero ¿qué manda el corazón?

Haz silencio y lo verás.

divendres, de setembre 08, 2006

El anciano

Hola,

Quería recomendaros un pequeño libro. Es pequeño en cuanto a edición de páginas, pero no en cuanto a contenido.

Este libro se llama "Y ... el anciano habló", de Antón Ponce de Paiva.

Este señor tuvo una revelación en su adolescencia. Él, de familia acomodada peruana, decidió en un momento de su vida dedicarse de pleno a la labor de ayudar a los demás. Fundó una casa de acogida para niños huérfanos y ancianos desheredados. Por desgracia, en Perú no le van a faltar nunca clientes.

Antón Ponce, junto con su esposa Regia (la que aparece comigo en la foto del pie), fundaron Samana Wasi, un lugar de una calidad humana y espiritual extraordinario, situado en las tierras de la familia de Antón Ponce en la población de Urubamba, en pleno valle sagrado cuzqueño.

Hace unos cuatro años, cuando yo tuve el privilegio de visitarlo, vivían unos veinte niños y ningún anciano. Eran niños felices, de nombres tan mágicos como Akenatón, para recordarle a cada uno de ellos la grandeza de ser seres vivos. Recuerdo muy bien el caso de Akenatón, porque además de ganarle unas partidas de ping-pong, me explicaron que sus padres lo abandonaron en un cesto colgando de un árbol, "para que le picaran las serpientes".

Pues bien, los derechos que genera el libro recomendado, así como sus secuelas, son exclusivos para financiar Samana Wasi.

Este libro contiene una enseñanza espiritual profunda basada en las creencias de los antiguos habitantes del altiplano peruano. Los incas entre otros, pero su sabiduría es muy anterior al imperio inca.

Sólo os dejaré una de las enseñanzas que más me ha marcado en el trayecto de vida que recuerdo.

"Trata a los minerales como si fueran plantas,
Trata a las plantas como animales,
A los animales como seres humanos
y a los humanos como seres evolucionados de luz"

¿Podrías matar a un humano? ¿Aunque fuera para comerlo?

Os lo recomiendo y no os duela gastar seis o siete euros en él, porque además de crecer en vuestro interior, ayudaréis a Akenaton y sus amigos a comer.



Una vista del comedor, yo con la sra. Regia, y una vista del edificio principal. Si vais a Samana Wasi, os acojeran encantados. Nosotros fuimos cuatro personas sin avisar, las palabras de Regia cuando manifestamos nuestra intención de quedarnos a comer fueron "ya le echaremos más agua a la sopa".

Espero que os guste.

Que Atón os ilumine.

divendres, de setembre 01, 2006

La barca y la ira

El cuento que voy a relatar no es de mi factoría. Es evidente porque encierra una sabiduría a la que yo no he accedido ni por simpatía, pero es una gran historia.

Cuenta una vieja historia Zen que hace mucho tiempo, en la gran llanura, existía un hermoso lago de orillas verdes y aguas profundas y claras. El lago separaba de manera generosa dos pueblos, que vivían a sus expensas y gozaban de la paz de sus aguas.

Los dos pueblos eran amigos, los habitantes de uno y otro eran gente amable y tranquila. Muchos de ellos eran mercaderes que se dedicaban a llevar alimentos y artículos de un pueblo a otro, o que simplemente lo cruzaban si querían ir más allá. También amados y amadas lo cruzaban para ir en busca de sus pares. Incluso los animales de granja y de tiro se veían obligados a cruzar el lago con cierta asiduidad para cumplir con su trabajo allí donde fuera más necesario.

Este trajín diario de productos, animales y gentes era la tarea más importante que se desarrollaba en el lago, y los encargados de la vital labor eran unos seres especiales y queridos por todos, ya que sin ellos la vida entre los dos pueblos no sería posible. Eran los barqueros. Formaban un colectivo respetado y estimado por todo el mundo, mayores, ancianos, niños, incluso los animales los saludaban con alegría y respetaban los límites de las balsas. Entre ellos se ayudaban y respetaban los turnos, atendían con amor a los clientes y discutían en asamblea cualquier tema que les afectara, en perfecta calma aprendida de las aguas del lago.

Todos los barqueros eran amigos y colaboraban entre ellos, menos uno.

Existía un barquero grande, de anchas manos y duros brazos que no había aprendido nada del lago. Era un ser bruto, mal carado, violento y zafio que asustaba a todo el mundo. Ningún barquero quería tener relación con él y giraban sus barcas para no tropezarlo ni de camino, los clientes preferían esperar a que llegara una barca desde el otro lado, que atreverse a cruzar con él. El aislamiento y el miedo de los demás cada vez lo volvían más huraño y furioso.

Una noche de las pocas que el lago se tornaba fiero y sucumbía víctima de una terrible tormenta, el barquero, que llevaba todo el día parado en la orilla del otro pueblo, decidió volver a casa sin ningún cliente, otra vez. Montó en su barca y a medida que golpeaba rabioso el agua con sus remos, sentía la sangre palpitarle en las sienes al ritmo de las gotas de lluvia, mientras su furia crecía en cada palada y su resentimiento con cada bocanada de aire frío que aspiraba.

Ya se encontraba a mitad de trayecto y el cansancio de sus brazos no había hecho sino aumentar su ira, cuando de repente sintió que algo golpeaba su barca con fuerza. La lluvia y la niebla no habían dejado ver a otro barquero despistado que él venía por el centro del lago. ¡Cómo se atrevía nadie a golpear su barca!

La rabia acumulada lo impulsó como un loco en busca del pobre barquero despistado. Agarró un remo en forma de barra para golpear sin piedad al desgraciado que se había atrevido a chocar con su barca y saltó a la cubierta para descargar toda su furia contra el culpable del choque.

Cuando se encontró en la obra barca, no había nadie. Era una vieja barca que navegaba tranquila por las aguas del lago, sin importarle el estado de éstas.



La lección Zen nos enseña que nuestro camino es ser la barca vacía.

dimarts, d’agost 29, 2006

Deixa't il·luminar

Abans de continuar llegint això, us prego a tots els que no sigueu immigrants que no continueu llegint.

Gràcies per seguir, és evident que tothom és, en un moment o altre, immigrant o fill de. Tret és clar d’algú que hagués nascut com a homínid a Parets del Vallés, per dir, i que durant un parell de milions d’anys no s’hagués bellugat del lloc.

Aquests dies veiem a la televisió, també les ràdios i els papers van plens, de missatges en front de la immigració. “Onades de immigrants”, “Arriben el doble de immigrants que l’any passat”, i frases de l’estil que bramen, des d’un parlar políticament correcte, en contra de l’arribada de gent d’altres llocs. Per no parlar de que cada atracament que es fa, si l’ha comès algú de fora, es remarca més el lloc de procedència que el propi delicte, com si el ser de fora ja fos en si mateix el delicte. És comprensible ja que fins a l’arribada de la gent de fora, aquí no hi havia ni policia perquè mai no s’havia produït un delicte.

Tots estem d’acord que no es pot consentir que la gent “marxi” del seu país perquè no té com viure-hi. Però en lloc de veure la part humana terrible que viu aquesta gent, la quantitat de merda mental a la que ens sotmeten fa que només pensem en nosaltres i el mal que ens farà la seva vinguda.

Però això no és lo més terrible, des del meu punt de vista, és clar, lo pitjor de tot és que sota l’ombrel·la de la immigració fiquem a tots els que han vingut de fora. És igual que es tracti d’un poca vergonya miserable que ve a robar tot lo que pugui o que sigui un dentista romanès que ve a guanyar-se la vida exercint la seva professió. Tan poc ens ha valgut la nostra experiència passada?

Hi ha algú a Catalunya que no tingui pares, tiets o avis de fora? Hi ha algú a Catalunya que la seva parella no tingui pares, tiets o avis de fora? És clar, us direu, això és diferent, en que? I parlo de Catalunya per simplificar el tema, però el podríem fer extensiu a qualsevol territori “ric”.

Com ens podem atrevir a demanar als nou vinguts que s’integrin, que parlin la nostra llengua i alhora no ser capaços ni de parlar amb ells, mirant-los amb recança, amb la por de l’estrany. És que no teniu amics que porten trenta anys a Catalunya, vinguts d’altres llocs d’Espanya, i que ni tan sols són capaços de demanar un tallat o acomiadar-se amb un adéu, i això ens fa que no parlem amb ells?, que no compartim les seves coses?, que no tinguem l’esperança que, ja que ells no ho han fet, siguin els seus fills els nous catalans defensors de lo nostre?.

Acostem-nos a la gent de fora, no els hi tinguem por. No fem amb ells lo que tot just ens queixem que fan. En la gran majoria del casos la ment i el cor d’aquesta gent està agraït i encara no s’ha prostituït per culpa del “progrés”. Aprenem dels seus costums senzills, dels seus menjars estranys i de les seves músiques. Intercanviem menjar bolivià per la parla en català.

La immigració a mi m’ha portat la Llum, igual que un dia em va portar la vida i la familia.


Atreveix-te tu també.

¡¡¡ Ilumínese !!!

dimecres, d’agost 23, 2006

Renace, divórciate.

Hola,

Sí, el titular es demasiado histriónico y sensacionalista. Pero por supuesto es para captar más atención del lector (si lo hay), ya que el otro día leí una reflexión que me sorprendió sobre manera, decía que la gente se cree los titulares de la prensa y desconfía de los contenidos. Increíble. Pero volveré al tema, no sin antes pedir sinceras disculpas por el titular y por desviarme con tantísima facilidad.

Hablaba con un amigo mientras comíamos unos ricos bocadillos de escalivada, sobre un tercero que se estaba divorciando en estas fechas, y por simpatía comenzamos, en una apasionante competición, a traer a la conversación todos los amigos, comunes o no, que se habían separado recientemente o que estaban en proceso post-vacacional de separación.

Dicen los expertos que las separaciones se dan más después de las vacaciones. Supongo que será por el exceso de convivencia ..., pero sea cual sea la razón o sea cual sea la estación escogida para la separación, me gustaría desde mi más profunda ignorancia dar un par de apuntes.

Primero, cuando se produce una separación es por qué algún lazo de unión con la pareja se ha roto.

Entonces una de las cosas importantes de entender es que no existen las víctimas y los verdugos (salvo en ocasiones muy excepcionales). El papel que cada uno de nosotros toma en la vida, lo escogemos nosotros y no los demás, por tanto, no vale la postura de sentirse humillad@ porque nuestro amor platónico ha decidido que su vida será mejor sin nosotros. Tampoco el sentimiento de culpabilidad por pensar que hemos dejado al otr@ en una situación precaria es correcta. Dejar libre a una persona le facilitará que en el momento más inesperado conozca a otra mucho mejor que nosotros (porque también hay personas mejores que nosotros).

La culpa y la autocompasión además son alimentadas con buenos bistecs por los círculos cercanos a la pareja, que se encargan de recordar y engordar estos papeles pre-escogidos por los cónyuges. "Pobrecit@ fulanit@, y que malo es su marid@ que l@ ha dejad@ por otr@, con lo buen@ que era".

Y la otra reflexión, la que da título a este comentario, es que la separación es un renacimiento interno profundo. Es un momento de la vida extraordinario, donde una gran parte de los valores que te han servido en los últimos tiempos, de repente se convierten en nada. No valen la mayoría de las amistades, no sirven tus actitudes pasadas, ni tus ideas preconcebidas, nada de nada parece tener valor. Es una rotura total con nuestro propio ser que nos da la oportunidad única de renacer en una nueva persona mucho mejor de la que éramos.

Como si fuésemos serpientes comunes, nuestra piel desaparece y se pudre en el camino mientras a nosotros nos aparece una nueva, más brillante, más fuerte, más viva.

La separación de la pareja nos libera la mente y el alma, si estamos dispuestos a que así se produzca, por supuesto, nos arranca de cuajo un buen porcentaje de la basura almacenada por los demás en nuestro interior. Nos obliga a tomar nuevos caminos, nuevas opciones de vida y sólo en nuestra mano está escoger bien.

Es una señal para que cambiemos. ¿No es maravilloso?

Tampoco debemos olvidar en una separación que de la única persona que nos separamos es de la pareja.

Así pues, mi reflexión es ésta, si los lazos mágicos de unión se han roto, renace.

Sepárate.

divendres, d’agost 18, 2006

¿Somos o no hijos?

Con un amigo comentábamos hace apenas unos días la importancia de ser padre. Ambos coincidimos en que quizá, y después de la propia realización, es la labor más imporante que un ser humano puede desarrollar en el paso fugaz que ocupa.

En lo que no estuvimos tan de acuerdo fue en la, cómo decirlo, intensidad del amor por los hijos. La diferencia clave, él no es padre y yo sí.

El amor que se siente por un hijo no es un amor como el resto, ni tan siquiera como el que se siente por la pareja, y mucho menos como el que se siente por los padres, si bien es cierto que tener un hijo hace que aprecies aún más su labor (en la mayoría de los casos, por supuesto), ni siquiera es comparable la sensación de amor que se tiene por un hijo, y mucho más cuando éste es todavía pequeño.

No tengo intención de sentimentalizarme en alabanzas hacia el amor a los hijos, no me parece "útil", pero sí debo reconocer que al amor hacia un ser desprotegido se le añaden muchos otros ingredientes que hacen del cóckel una bomba de relojería. Cómo vas a querer a una persona adulta con la misma sensación de protección que sientes al abrazar un bebé. Es físicamente imposible.

Supongo que hasta aquí, la concurrencia (si la hay) estará bastante de acuerdo con mi planteamiento simplón y perogrullista.

Es importante la concordancia de ideas para preguntarse porqué en el Líbano, en menos de un mes, se han asesinado a miles de hijos, a miles de seres que gozaban del amor incondicional de sus padres. No así de la protección que no han podido brindarles y que en muchos casos les han conducido hasta la muerte. ¿Por qué?
¿Es qué quizá el miserable o miserables que ordenan la invasión o el ataque contra otras personas, no tienen hijos? ¿No comprenden el daño que causan a otros como ellos? ¿Es qué quizá esos hijos eran menos hijos?


Quizá existan otros amores superiores al que se tiene por los hijos. No sé, amores a la patria, al poder, al petróleo o a las divisas, ..., quién sabe.

Doy gracias por no conocerlos.




Hay quien merece no haber sido hijo.

dimarts, d’agost 01, 2006

Huelga, es necesario

Hasta los más vagos necesitan vacaciones, es una máxima que me acabo de inventar, así que voy a hacer uso de ella.

Nos leemos en la vuelta.

Disfrutad de la vida, porque sólo recordamos que disfrutamos ésta.

Holgad.

divendres, de juliol 28, 2006

El amor en los humanos

Uno de los principios universales es el del Ritmo, dice más o menos, y perdón por la simplificación de una cosa tan sumamente importante, que toda energía en el universo en una dirección genera otra de igual magnitud en contra. Como el movimiento de un péndulo, que oscila con la misma fuerza en una dirección como viene de la otra.

Esto significa que, por ejemplo, si una persona tiende a ilusionarse o a alegrarse mucho ante una situación, con la misma intensidad se decepcionará o entristecerá con la contraria. Otro ejemplo que explica este principio es que si una persona tiene mucho, mucho, mucho dinero para comprar cualquier tipo de manjar, con toda seguridad no tendrá el mismo hambre que pueda tener un pobre en el momento de enfrentarse a la pitanza.

Este es un principio universal, recogido por Hermes ya unos miles de años antes de que el contador de nuestra era se pusiese a cero, y si lo creemos a pies juntillas como una verdad universal, nos facilita mucho la opción de vida de ser positivos y optimistas, porque si cada barbaridad o desgracia de las que se emperran en mostrarnos cada día desde todos los medios de comunicación tiene su misma intensidad en la otra dirección, todavía tenemos esperanzas.

Busquemos pues el flujo de generosidad, de hermandad, de conocimiento, de paz, de igualdad, de Amor en definitiva, que está generando el odio del pueblo que a si mismo se llama el escogido de Dios.

No se desprendan de mis palabras gotas de ironía, ni fina ni gruesa, más de bien de fe y esperanza reales en encontrar ese flujo de Amor que nos ha de golpear con más fuerza de lo que la luz lo hizo al inventor de la misoginía en la Iglesia Católica. Yo estoy convencido que es así, estoy convencido que millones de personas abonan cada día ese chorro de amor, que hacen que cada día la vida de sus allegados sea más humana, más feliz, más plácida y amorosa.

Muchas veces me preguntan, a mí, al ignorante, qué podemos hacer ante una situación de ese calibre, ante desgracias de esa magnitud, y yo creo que aplicar el principio del ritmo, amar a nuestro círculo de acción para que ese amor desplace del universo la misma cantidad de odio.

Y tened por seguro que es cierto, porque la inmensa mayoría de la gente lo aplica, pero aún debemos ser más contundentes y sinceros en su puesta en práctica. Sólo con millones de gotas de Amor venceremos a las riadas de ignominía, odio y desesperación.

Viva Hermes.

Jordi.

dijous, de juliol 27, 2006

La ironía fina

Todavía estoy emocionado, perplejo, sonriente y, porqué no decirlo, feliz, despúes de haber leído un libro que me ha parecido brillante.

Se trata de una novela histórica, y si bien debo reconocer que me ha recordado un poco a la saga del Capitán Alatriste de Arturo Pérez Reverte, se diferencia en un lance definitivo, cambia la mala leche y la amargura propia de la raza madrileña-española, y que carateriza casi toda la historia de este país, por una ironía sutil e inteligente.

La novela que os recomiendo es "Ladrones de Tinta", de Alfonso Mateo-Sagasta, Ediciones B.

En un breve, brevísimo resumen, os diré que se trata de las tribulacione de un tipo encargado de buscar al escritor que se esconde tras el seudónimo de Alonso Fernández de Avellaneda y que se ha atrevido, ni más ni menos, a escribir y publicar la segunda parte del Quijote. El hecho tan sólo de moverse en el Madrid del siglo XVII, entre escritores como Tirso de Molina, Lope de Vega, Quevedo, ... o figuras históricas como el duque de Osuna, y un largo etcétera, ya merece la pena leerlo, pero lo mejor para mí es el motivo de esta reflexión, la ironía inteligente con que el protagonista resuelve y analiza las situaciones que le asaltan.

Esto me lleva a plantear una cuestión que me gustaría comentar con vosotros. ¿Por qué no somos capaces de resolver todos los asuntos en duelos de ironía?

Me explico, imaginemos un incidente cualquiera, un accidente de tráfico en el que no se dilucide con claridad cuál de los implicados tiene razón, pues ante un tribunal de irónicos, los afectados relatarían el accidente cargando de sal fina la acción, y el que mejor, más brillante, y sobre todo, más divertida, explicase lo acontecido, sería el beneficiado del litigio.

Sí, ya sé. Ya sé lo que estáis pensando, este sistema beneficiaría a los más inteligentes, quiénes formarían el tribunal, etcétera, pero intentémos saltar por un momento estas dificultades e imaginemos que de verdad lo ponemos en marcha.

La ONU debería cambiar su nombre por la ONI, Organización Naciones Irónicas, y allí se decidirían en debates trabajados, "meninjeados" (con perdón), los conflictos internacionales. Nada de invadir a nadie, ni matar en bombardeos inhumanos a las naciones vecinas. Una representación de cada nación dirimiría sus diferencias sacando las faltas del vecino al estilo de "las doce tribus de narices era", por ejemplo. ¿Os lo podéis imaginar? Un mundo decidiendo desde la ironía en lugar de desde la ira.

No estaría mal, verdad.

Y todo televisado, retrasmitido en directo por sagaces presentadores que desgranarían las ironías para el vulgo, que extasiado de tanto pensar, acabaría lanzando escaleras abajo sus aparatos de televisión. ¿Para qué verlos, si los puedo escuchar, o incluso leer? dirían las masas enloquecidas en peregrinación a las bibliotécas para adquirir mayor capacidad de ironizar.

Ah, y por supuesto la ironía soez, la de mal gusto, aquella que atente contra el buen entendimiento de la gente, restaría enteros ante el tribunal, hasta el punto de poder castigar con prisión incondicional la ira, la envidia, o simplemente el mal gusto del ataque ofensivo.

Quizá me he pasado, pero no me desagradaría, y eso que yo tendría mucho a perder.

Saludos,

Jordi.