Entrades

S'estan mostrant les entrades d'aquesta data: novembre, 2008

Pumaorcco

Imatge
Hola, Antes de nada quiero situaros el folclórico nombre de Pumaorcco. Pumaorcco ni siquiera es un pueblo, sino una comunidad de campesinos situada a unos cuatro mil cien metros de altitud en plenos andes. Todavía más lejos de lo que se aprecia en la fotografía de la izquierda. Uno de nosotros preguntó si Pumaorcco estaba en el cielo al ver que después de cuatro horas de camioneta no habíamos llegado al lugar.

La comunidad la forman una cincuentena de barracas de adobe diseminadas por un valle de belleza impactante y en condiciones de vida que ya firmaría Satanás para sus inquilinos.

Viven principalmente de la planta de patatas, papas como dicen allá, y la tierra es tan fértil que necesita seis años en barbecho para producir unos cuantos sacos de unas patatas del tamaño, textura, dureza y sabor de las pelotas de futbolín.

No recuerdo la cantidad de niños que viven en esa comunidad, pero deben ser entre ciento setenta y doscientos, malvestidos, "peorcomidos", sin posibilidades de…

Pucutu

Imatge
Hola,

Cuando los cuatro amigos (siete en un principio, si no recuerdo mal) que tras nuestros viajes al Perú nos decidimos a ayudar de manera seria a las zonas pobres cercanas al Cusco, quisimos empezar por el pueblo de Pucutu.

Pucutu es una población situada a unos 40 km. al sur del Cusco, a unos tres mil metros de altitud, y cuya situación social era (y es, aunque menos) deplorable. Viven unas setenta familias con unos 225 niños. La población masculina del pueblo estaba alcoholizada en un porcentaje altísimo, las mujeres eran las encargadas de mantener a la familia y los niños como podían, mientras los hombres trabajaban en granjas, minas en la selva o en la capital, y enviaban cuatro duros (soles) mal contados.

Por supuesto la parte más débil de tan precaria ecuación son los niños, que se encontraban en una situación de desamparo, desatención, explotación infantil, falta de escolarización continuada, viviendas insalubres, y un largo etcétera.

En Pucutu encontramos sin embargo a un tipo …

Carmen

Imatge
Hola,

Como continuación al post que colgué hace unos días, empiezo la trayectoria de nuestro último viaje al Perú con una presentación formal.

Las dos niñas de la fotografía son Carmen y Sandra, y ya forman parte de mi familia desde hace algunos años. Carmen, la "niña" de la izquierda, tiene ahora dieciséis años y cuando la conocí apenas despuntaba once.

He necesitado más de tres años hasta que la vi sonreír por primera vez, de verdad..., no ha tenido una vida fácil.

Ahora estamos muy orgullosos de ella porque está a punto de finalizar sus estudios primarios y tiene nota para acceder a la universidad. Como premio vamos a ver si conseguimos que venga unos días de vacaciones al Caribe con nosotros. Confío que sí.

Es evidente que nuestro encuentro en la vida nos la cambió a ambos, ella siempre me dice que soy el papá que le hubiese gustado tener, y a mí se me caen los h... al suelo, y me da un tembleque difícil de resistir porque ella también es la hija que todavía no he tenido, aun…

La belleza del infierno

Imatge
Hola,

Estos días he tenido el blog un poco abandonado porque después de poco más de un año y medio hemos vuelto a uno de los parajes más hermosos y terribles de la tierra, los altiplanos andinos.
Como algunos de vosotros sabéis, de tanto en tanto vamos por esas tierras para hacer algo de trabajo... echar cucharadas de azúcar al oceáno, pero bueno.
Quería explicaros que estuvimos una semana en la que cada día recorríamos en la furgoneta de la fotografía una distancia de unas cuatro horas, la última de ellas por pistas de tierra, para llegar a una comunidad a más de cuatro mil metros de altitud llamada Pumaorcco.
No voy a desgranar todo lo que vimos allí..., ni todo lo que sentimos en la compañía de aquellas gentes que lo único que tienen es frío y mocos, sin embargo sí me gustaría deciros a todos los que muchas veces me habéis manifestado vuestra "envidia" sana por nuestros viajes que ahora tendréis la gran oportunidad, y os lo digo en serio, de visitarlo.
Estamos montando un gran…