Entrades

S'estan mostrant les entrades d'aquesta data: setembre, 2006

En la gran Catalunya

Hola,

El Periódico de Catalunya del día 25 de septiembre publicaba una noticia según la cual se abandonan diez niños al mes en este país.

No hablamos de la lejana Latinoamérica, ni de la África negra, ni siquiera de la enemiga número uno del mundo occidental, el África árabe, la noticia tiene como ámbito geográfico Catalunya. Eso sí, el Periódico se apresura a comunicar que la mayoría de las madres son jóvenes o extranjeras. Vaya soplapollez, con perdón, también podía haber publicado que la mayoría de las madres son mujeres. O que la mayoría son blancas o negras. A veces la prensa ...

Lo que sí quería hacer notar desde este espacio es que en Catalunya hay unos seis mil quinientos niños retirados del cuidado de sus padres biológicos, ya sea por abandono o por retirada forzosa por parte de la Generalitat. De esos seis millares y medio, cuatro y medio hacen su vida con familiares cercanos, familias de pre-adopción o familias de acogida. El resto, dos mil niños menores de doce años, viven en…

El Gran Maestro

Hola,

Esta enseñanza tampoco es mía.

Lo siento pero como mi sabiduría roza la nulidad, debo permitirme la desvergonzada libertad de transcribir la de otros tal y como yo la recuerdo.

Un maestro explicaba a su discículo (su cachorro, como él lo llamaba) la siguiente fórmula para encontrar la ansiada felicidad.

Busca lo más vital,
sólo lo que necesitas, nada más,
olvida tus preocupaciones
porque lo necesario para vivir
la madre naturaleza nos lo da.

No olvides qué eres
y allí donde vayas, se feliz,
porque lo mas vital en esta vida
te llegará.

Es una buena enseñanza, una forma de vivir sin estrés, sin preocupaciones excesivas. ¿A qué hemos de temer si lo más importante nos llegará?

El pánico de no "tener" nos atenaza, nos cubre de preocupaciones estériles que sólo consiguen turbar nuestra paz interior. ¿Qué puede haber más importante que saber qué y quién somos? ¿Qué lugar ocupa en esa búsqueda el coche, el móvil o la ropa que podamos comprar?

No desees, agradece lo que llega y aprovéchalo, a…

¿Qué nos impulsa?

Hola,

Cada vez con más fuerza y cadencia me ocurre que cuestiono casi todas las actitudes humanas, rectifico (ya en la primera línea), me cuestiono las actitudes borreguiles humanas. Y en especial las violentas.

No comprendo cómo ni porqué un grupo de gente puede salir a la calle a manifestarse en contra o a favor de algo que no les pertenece porque un tercero lo manda.

No comprendo cómo un padre/a de familia, un hombre/a con su cerebro biológicamente formado, puede salir a la calle a quemar iglesias católicas porque el Pope cristiano (escogido democráticamente por los católicos, claro) ha dicho algo que ha molestado a otro alguien, que a su vez incita a la borregada a salir a la calle. Pero ¿Por qué sales? ¿Qué te importa a ti lo que puedan decir otras personas a las que jamás conocerás en vida, qué no son ni de tu familia? ¿Cómo puedes perder un segundo de TU tiempo para colmar las ansias de otros?

La reflexión sobre la quema de las iglesias es para aprovechar la actualidad, pero esta a…

El anciano

Imatge
Hola,

Quería recomendaros un pequeño libro. Es pequeño en cuanto a edición de páginas, pero no en cuanto a contenido.

Este libro se llama "Y ... el anciano habló", de Antón Ponce de Paiva.

Este señor tuvo una revelación en su adolescencia. Él, de familia acomodada peruana, decidió en un momento de su vida dedicarse de pleno a la labor de ayudar a los demás. Fundó una casa de acogida para niños huérfanos y ancianos desheredados. Por desgracia, en Perú no le van a faltar nunca clientes.

Antón Ponce, junto con su esposa Regia (la que aparece comigo en la foto del pie), fundaron Samana Wasi, un lugar de una calidad humana y espiritual extraordinario, situado en las tierras de la familia de Antón Ponce en la población de Urubamba, en pleno valle sagrado cuzqueño.

Hace unos cuatro años, cuando yo tuve el privilegio de visitarlo, vivían unos veinte niños y ningún anciano. Eran niños felices, de nombres tan mágicos como Akenatón, para recordarle a cada uno de ellos la grandeza de ser ser…

La barca y la ira

Imatge
El cuento que voy a relatar no es de mi factoría. Es evidente porque encierra una sabiduría a la que yo no he accedido ni por simpatía, pero es una gran historia.

Cuenta una vieja historia Zen que hace mucho tiempo, en la gran llanura, existía un hermoso lago de orillas verdes y aguas profundas y claras. El lago separaba de manera generosa dos pueblos, que vivían a sus expensas y gozaban de la paz de sus aguas.

Los dos pueblos eran amigos, los habitantes de uno y otro eran gente amable y tranquila. Muchos de ellos eran mercaderes que se dedicaban a llevar alimentos y artículos de un pueblo a otro, o que simplemente lo cruzaban si querían ir más allá. También amados y amadas lo cruzaban para ir en busca de sus pares. Incluso los animales de granja y de tiro se veían obligados a cruzar el lago con cierta asiduidad para cumplir con su trabajo allí donde fuera más necesario.

Este trajín diario de productos, animales y gentes era la tarea más importante que se desarrollaba en el lago, y los e…