Entrades

S'estan mostrant les entrades d'aquesta data: juliol, 2006

El amor en los humanos

Uno de los principios universales es el del Ritmo, dice más o menos, y perdón por la simplificación de una cosa tan sumamente importante, que toda energía en el universo en una dirección genera otra de igual magnitud en contra. Como el movimiento de un péndulo, que oscila con la misma fuerza en una dirección como viene de la otra.

Esto significa que, por ejemplo, si una persona tiende a ilusionarse o a alegrarse mucho ante una situación, con la misma intensidad se decepcionará o entristecerá con la contraria. Otro ejemplo que explica este principio es que si una persona tiene mucho, mucho, mucho dinero para comprar cualquier tipo de manjar, con toda seguridad no tendrá el mismo hambre que pueda tener un pobre en el momento de enfrentarse a la pitanza.

Este es un principio universal, recogido por Hermes ya unos miles de años antes de que el contador de nuestra era se pusiese a cero, y si lo creemos a pies juntillas como una verdad universal, nos facilita mucho la opción de vida de ser p…

La ironía fina

Imatge
Todavía estoy emocionado, perplejo, sonriente y, porqué no decirlo, feliz, despúes de haber leído un libro que me ha parecido brillante.
Se trata de una novela histórica, y si bien debo reconocer que me ha recordado un poco a la saga del Capitán Alatriste de Arturo Pérez Reverte, se diferencia en un lance definitivo, cambia la mala leche y la amargura propia de la raza madrileña-española, y que carateriza casi toda la historia de este país, por una ironía sutil e inteligente.
La novela que os recomiendo es "Ladrones de Tinta", de Alfonso Mateo-Sagasta, Ediciones B.
En un breve, brevísimo resumen, os diré que se trata de las tribulacione de un tipo encargado de buscar al escritor que se esconde tras el seudónimo de Alonso Fernández de Avellaneda y que se ha atrevido, ni más ni menos, a escribir y publicar la segunda parte del Quijote. El hecho tan sólo de moverse en el Madrid del siglo XVII, entre escritores como Tirso de Molina, Lope de Vega, Quevedo, ... o figuras históric…