divendres, de desembre 08, 2006

La Tierra de Sangrila

Hola,

Cuenta un viejo mito, muy bien llevado al cine por Frank Capra en su pelicula Horizontes perdidos, a su vez basada en la novela de James Hilton, quien se inspiró en las publicaciones del botánico Joseph F. Rock sobre el reino lamaísta de Muli y las costumbres de los Naxi de Lijiang, a cerca del paraiso de Sangrila.

Dice este viejo mito que existe, en un lugar indeterminado del Himalaya, un valle donde la gente vive en paz y armonía, felices y en eterna juventud. Un paraiso de abundancia y paz. En la pelicula de Frank Capra, por un accidente aereo llegan hasta alli cuatro occidentales que gozan de las tierras y los encantos del paraiso hasta que deciden abandonarlo, entonces recuperan la velocidad del tiempo exterior y, antes de perder de vista las montañas, envejecen y mueren.

El mito de Shangrilá viene de tiempo, porque nos podriamos extender hacia atras y hablar de mitos mas antiguos, como Shambhala, la fuente de la sabiduría eterna de los antiguos budistas, o la Kalapa hindú, donde se alojan los inmortales en el Himalaya, pero no es esa mi intencion, ni tampoco tengo los conocimientos, ignorante de mi, para hacerlo.

Lo que si quiero hacer es esta reflexion, vale la pena vivir dentro de Sangrila?

Hasta hace poco siempre pense que no, porque desde muy pequeños ya nos enseñan con precision de orfebre que esos paraisos no son para la gente "normal" como nosotros, que estan reservados para gente especial, para vividores o gente de, como decirlo, moral relajada. Sin embargo ahora yo vivo en mi Sangrila particular, en un paraiso de arenas blancas, extensiones de palmeras y cocotales, clima entre primaveral y veraniego, sol, vegetacion exhuberante, comida en abundancia, armonia libre de estres y gente sencilla, con sus debilidades y virtudes igual que todos, pero sencillos.

El precio?, no salir de Sangrila.

Despues de mucho pensar, casi unos dos o tres segundos, he llegado a la extraña conclusion de que si vale la pena vivir en Sangrila. Quiza no para siempre, y con toda probabilidad el dia que me marche envejecere de golpe y una parte de mi morira, pero como dice aquella cancion de la Union del boxeador sonado, quien puede decir que alguna vez ha sido el mejor?

Quien puede decir que alguna vez ha vivido en Sangrila?, yo puedo, y vale la pena.

De verdad.