dimecres, de novembre 01, 2006

Días que cambian la vida

Hola,

Hoy ha sido un día de esos que cambian la vida.

Yo en la mía he tenido varios, momentos en que sabes que la decisión que acabas de tomar marca un antes y un después en la linea vital. El nacimiento de un hijo, o el día en que decides separarte de tu compañer@ para iniciar una nueva etapa de soledad.

Bien, pues hoy ha sido uno de esos. Hoy he presentado mi renuncia a un trabajo en el que he crecido durante veinte años de mi vida. Puedo ver vuestras sonrisas , irónicas algunas y de condescendencia otras, pensáis que vaya estupidez, miles de personas cambian de trabajo a diario, vosotros mismos lo habréis hecho en numerosas ocasiones, y tenéis toda la razón, pero yo no lo había hecho nunca. Ha sido como arrancar de un estoque certero el eje central de la rutina de mi vida.

La incertidumbre encómica, de momento no la huelo como el Sapo Sumergido de la novela de John Irving, pero sí tengo una desazón interna profunda.

He tomado una decisión hoy que cambiará el curso de los próximos cinco o diez años de mi vida y todo lo que siento es contradictorio. Por una banda me envuelve una gran desazón y tristeza, pero por otra veo la oportunidad de realizar uno de mis mayores sueños, tener tiempo para realizar el viaje que me persigue desde la primera vez que pisé América, marchar de Usuhaia a Santa Marta caminando, en autobus, auto stop, tren, o lo que sea, pero despacio, conociendo y aprendiendo. Emigrando al revés.

Pues eso, hoy ha sido un día muy largo, mucho. Ha comenzado con la conversación que me atormentaba estas noches pasadas, y ha finalizado abrazado a mis amigos, medio preso de la embriaguez producida por el alcohol y la emoción de saber que la vida, tal como la he conocido hasta ahora, se ha acabado.

Mi compañera ha tomado la misma decisión que yo y ha decidido acompañarme.

¡Bienvenidos al Circo! ¡El espectáculo está a punto de comenzar!

4 comentaris:

Marc ha dit...

Pues des del fondo de mi corazón os deseo que no os crezca ningún enanano y que se llene cada dia la platea. Mucha suerte que te la mereces

Anònim ha dit...

Enveja
Enveja per el temps
Temps per conèixer
Conèixer llocs i persones
Persones que et donaran sempre alguna cosa
Alguna cosa per transmetre a qui tens darrera, que no es llegir ni escriure ni comptar
Comptar ja no cal, comptar que, aconseguir
Aconseguir com deia una amiga “ ser a veces casi feliz “

Jordi Díez ha dit...

Gràcies de tot cor

Uno que te considera un amigo ha dit...

De parte de alguien que pese alos cambios, te considera su amigo y espero que yo el tuyo:
Pensé mucho en ti, intenté emitir hacia ti muchas energias positivas de esas de las que hablamos una vez, para que esto se hiciera realidad. Seguiré desde aqui emitiendo esas energias para que todo salga como realmente tu deseas, pero solo te pido una cosa, NO TE OLVIDES DE LOS QUE QUEDAMOS AQUI.