diumenge, d’agost 19, 2012

Entrevista en Ronda Existencial


Hola,

Comparto con vosotros una entrevista un tanto peculiar que me han hecho para Existencialismo. Más que una entrevista al uso es una especie de reflexión sobre algunos temas un tanto al margen de la escritura.

Espero que os guste.


Hola a todos los que siguen este blog. En Ronda Existencial Bimensual habrá un invitado cada dos semanas a exponer sus puntos de vista filosóficos, defenderlos, atacarlos, exponer sus principios y manifestarlos. Las preguntas serán realizadas por mí, el moderador, y por su puesto, estaré anuente a recibir todo tipo de sugerencias, las cuales puedes enviar al correo siguiente: Paul.Andreas.Wunderlich@Gmail.com

RONDA EXISTENCIAL #1 con Jordi Diez

Queridos lectores y aficionados a la lectura, filosófica, y a la vida. Me da muchísimo placer inaugurar esta sección del blog con no sólo un excelente autor de novelas que han maravillado a lectores alrededor del mundo, sino con un ser humano que ha navegado profundamente entre los mares del pensar y así, ha logrado plasmarnos su esencia, su elixir, sus miedos y sus devociones, en esta fantástica y atrayente Ronda Existencial. 

Sin decir más, les dejo la entrevista para que sea degustada por sus sentidos. Bienvenidos al mundo filosófico de Jordi Diez:


Ronda Existencial:

1. Por favor, describe el principio filosófico de mayor importancia para ti, aquél que te ha llevado a poder crear tus obras literarias.

Cada novela parte de un punto de vista diferente, porque se trata de la narración de la vida de otras personas, y no la propia. Así el principio que podría regir mi vida, o uno de ellos, creo que no se debe aplicar genéricamente a mi obra, si bien es evidente que todo se mezcla en ella.

Sin duda mi novela más íntima en este aspecto fue La virgen del Sol, que narra el crecimiento de un hombre del estrato social más bajo del imperio incaico hasta que llega a atesorar profundos conocimientos a lo largo de su vida. 

En El péndulo de Dios la idea que se trasmite durante toda la novela es, por un lado el miedo a morir, y por otro la doble opción de enfrentar la vida, una desde la contemplación y otra desde la acción. En la novela estas dos vertientes las encarnan (resumiendo mucho) Juan Bautista, que hacía largas meditaciones, ayunos, un hombre temeroso de Dios, austero y medio asceta que intentaba llegar a Dios a través del sufrimiento y de su propia transformación, y Jesús de Nazaret, que se sentía igualmente cercano a Dios (incluso afirmaba ser su hijo) y sin embargo tomaba vino, se daba buenos banquetes, compartía con prostitutas y se acercaba a la mesa de cualquiera para acercarlos a ellos a Dios. 

Yo reconozco mi temor profundo a la muerte, y sin tener una vocación cristiana ni identificarme del todo con ninguna de las dos opciones que se plantean en la novela, sin duda prefiero la segunda. 


2. ¿Cuál es la filosofía central que rige a tu diario vivir?

Una gran amiga, y maestra, me dio dos consignas que intento aplicar en mi vida, una de ellas es que mi pensamiento crea mi realidad y la otra es que ser privilegiados, como lo somos, tiene un precio y hay que saberlo pagar con una sonrisa.


3. ¿Qué mensaje, principio, y o filosofía has deseado plasmar en tus obras literarias? Lo has logrado? Es el mismo mensaje en cada una de tus obras literarias o has visto que tu filosofía ha ido cambiando a lo largo del tiempo?

Quizá la única premisa que se da en ambas novelas, no ya en la que estoy escribiendo en la actualidad, es el miedo a la muerte. Cómo, copiando el mito de Fausto, las personas son capaces de cualquier cosa con tal de no sufrir ese momento. Pero no tengo claro el mensaje filosófico que puede trasmitir, de hecho no puedo trasmitirlo porque yo mismo no soy poseedor de ese conocimiento.

Sí que reconozco que mi vida, y mi planteamiento vital, han ido evolucionando con el tiempo hasta llegar a una resignación pausada, que es como me encuentro en estos momentos. No creo que haya ninguna verdad más allá de que todos somos finitos en nuestra esencia y de que tenemos fecha de caducidad apenas nacemos, por eso es preferible no malgastar demasiado tiempo en actos estériles.


4. ¿Qué has encontrado de ti mismo al escribir por tantos años? Crees que hubieses encontrado lo mismo ejerciendo alguna otra rama de la expresión artística humana? O es la escritura el vehículo único que podría hacer esto?

No creo que escribir difiera mucho de otras áreas como la pintura, la escultura o la música, que también ofrecen muchos espacios con uno mismo y te dan la gran opción de plantear tus dudas existenciales en los pensamientos de otros, de tus personajes, de tus creaciones, pero a fin de cuentas nada de eso deja de ser una extrapolación de ti mismo. 

Creo que cualquier rama artística que suponga silencio y soledad te acerca a tu esencia. No creo, por ejemplo, que un músico de reggaeton encuentre nada más allá del ruido espantoso que él mismo produce, pero sí un pintor, un escultor o un músico que cree en soledad. La creación parte del silencio, y solo en el silencio puedes escuchar tus reflexiones. 
También la ventaja de reflejar nuestras miserias en otros es una forma libre de mirarnos al espejo sin miedo, y eso ayuda a un conocimiento interno profundo. 


5. Para ti, ¿qué significa "encontrarse a sí mismo"? 

Entenderte. 
Para mí esa frase tan manida en la literatura o en el cine, que incluso ha llegado a perder todo tipo de esencia por la múltiple repetición en las series norteamericanas para adolescentes, significa comprenderte. También crearte, y es muy importante hacerlo varias veces en la vida.

Soy de la opinión que toda persona necesita en algún momento de su vida plantearse si lo que ha hecho, pensado y sentido durante su trayectoria es real o no, y ha de tener el valor de desestructurarse para formar un nuevo yo. Si eres capaz de comprender lo que te ha llevado hasta la casi destrucción y puedes crear una persona nueva desde ese punto, entonces puedes llegar a conocerte.


6. Para ti, ¿cuál es la fuente(s) única(s) y absoluta(s) de la felicidad? 

La felicidad, como he leído en algún libro de autoayuda (sobre todo de autoayuda para el escritor) no es un fin, sino un estado, y ese estado se construye continuamente. Lo creo así.

Para mí la fuente de la felicidad, aunque lo que voy a decir suene a estupidez, es ser feliz.

Yo vivo en un país en “vías de desarrollo”, por utilizar el eufemismo habitual, en el que conviven la miseria más absoluta con la riqueza y el lujo insultante, y por mi condición profesional conozco gente de ambos extremos. Puedo asegurar sin miedo a equivocarme que conozco a mucha más gente feliz que vive bajo un techo de cinc que a gente con villas impresionantes con muelle privado frente al mar Caribe. ¿Por qué?, no lo sé, simplemente ellos son felices. Y no por ignorantes, que lo son de muchas cosas, pero también son sabios en otras más básicas.

La fuente de la felicidad es la sonrisa, pensar en cosas alegres, sentirse alegre y ser alegre. Ser amable con los demás, solidario, no tener miedo a perder (muchas veces porque no se tiene nada), he comprobado que ayuda bastante a ser feliz. Vicente Ferrer, entre muchas, tiene dos frases demoledoras: “Si no das pan a quien se muere de hambre, se muere. Lo demás es secundario”, acción, y “Desde que descubrí el placer de dar, no he dejado un solo día ser totalmente feliz”. Comparto y creo profundamente en ambas.


7. Si yo te fuese a decir, "El hombre previo al hallazgo e integración con sí mismo está solo, esté donde esté, ya sea acompañado o no; el hombre que se ha integrado con sí mismo es el único que podrá gozar de una soledad acompañada y el único que realmente podrá compartir con otros seres que también se hayan integrado con sí mismos", ¿estarías de acuerdo o en contra? ¿Por qué?

Estaría, y estoy, totalmente de acuerdo. Sólo aquel que llega a la paz consigo mismo, integrados como dices tú, alineado en todas sus facetas, entorno, física, emocional y espiritual, puede gozar por igual de la compañía de otras personas que identifique en el mismo estado, o de la soledad propia sin sentirse solo.

Lo que también sé es que el hombre que ha llegado a conseguir ese estado no soporta la banalidad del ruido, y eso lo aleja de muchos planos, lo que a veces produce el efecto contrario al buscado. Como el escalador que sube una cumbre para llegar arriba con todo su esfuerzo y entonces se da cuenta de que está solo, por supuesto puede gozar de una vista extraordinaria, conocer secretos que sólo se ven desde la cumbre, sentirse pleno, pero si nadie más consigue llegar es muy posible que tarde o temprano descienda a buscar compañía.


8. ¿Qué significa para ti "integrarse con sí mismo"?

Para mí son dos conceptos, uno comprenderse, moldearse, entenderse y perdonarse, y otro alienarse en todos los planos. Me explico, yo creo que el hombre se construye una especie de cebolla alrededor, con múltiples capas durante los primeros años de vida, y nuestro trabajo durante la otra parte de esta vida es eliminar la mayoría de ellas y alinear las que queden, para que al final el entorno, el cuerpo físico, las emociones y la parte más espiritual se sientan cómodas entre ellas. 


De nada sirve tener una fuerza descomunal si no te sientes amado, como creo que tampoco sirve de nada ser un ser extremadamente sensible y espiritual si no tienes capacidad de acción física.


9. Mensaje a tus lectores: En este inciso por favor tómate la libertad de expresarte libremente hacia tus lectores, dirigiendo un punto de vista filosófico que quieras apoyar o atacar, que crees que ellos deberían acoplar y comprender.

La Biblia tiene una frase extraordinaria que intento que sea el leitmotiv de mi vida, “por sus actos los conoceréis”. No dice por sus buenas palabras, ni por sus sufrimientos extremos, o por su gran corazón. La frase es breve y clara. Actúa. 

También hay otra frase que me gusta mucho y que a veces la explico a los inconscientes que se atreven a escucharme. Un antiguo profesor de yoga me dijo que muy posiblemente la reencarnación exista, no hay pruebas concluyentes que lo afirmen o no lo nieguen, por lo que no entraba en polémica, pero de lo que estaba seguro al cien por cien era de que él estaba vivo en este momento, así que su obligación era aprovecharlo al máximo. Acción.

En mis novelas siempre hay una acción previa al cambio, un esfuerzo personal antes de la comprensión, como en mi vida y en la de quienes considero mis maestros. Personas que tras una comprensión, forzada o voluntaria, de que la vida no era lo que estaban viviendo decidieron tomar las riendas y dirigirse en otra dirección cargados de buenas intenciones. La gran suerte es que cuando nos demos cuenta que nos hemos vuelto a perder siempre tenemos la capacidad de redirigir la vida. Lo demás simplemente son excusas.

Me gustaría acabar esta excelente, y difícil, entrevista en voz alta con una frase del filósofo Raimon Panikkar: “El silencio forja el sentido. Y lo estamos abandonando a cambio de una superficialidad banal e insulsa. Ruido a todas horas en todas partes para no tener que pensar”.


2 comentaris:

Blanca Miosi ha dit...

La leí en el blog de Pablo Wunderlich, Jordi. Excelente entrevista que deja conocer un poco más allá del aura de escritor.

Un abrazo,
Blanca

JL Monedero ha dit...

Hola Jordi! El meu català escrit deixa bastant que desitjar, així que ho faré en castellà, que m'és més fàcil. Acabo de descubrir tu blog, y me parece fantástico, sobre todo por el contenido. Te deseo lo mejor, y que sigas cosechando éxitos. Quedas invitado a hechodetinta.blogspot.com; serás bienvenido.
Un abrazo.