diumenge, d’agost 26, 2012

Blanca Miosi, la escritora reina de Amazon


Hace ahora unos cinco años tuve la gran fortuna de publicar La virgen del Sol con Ediciones B, como muchos de los que os acercáis a este blog conocéis de sobras. En aquellas fechas, no recuerdo muy bien cómo se produjo, tuve contacto con una escritora latinoamericana, peruana afincada en Venezuela, que coincidía en el tiempo con el lanzamiento por Roca Editorial de su novela La búsqueda, una novela testimonial de la vida de su difunto esposo.

Con toda sinceridad no recuerdo muy bien el tema de las conversaciones entonces, pero sí recuerdo el tono, cordial, humilde, de alguien que se acercaba con la prudencia del primerizo (a pesar de que ya en ese momento había publicado, como ahora, mucho más que yo). De verdad no recuerdo de qué hablamos entonces, supongo que de anhelos relacionados con la ilusión de publicar, y cosas así, pero sí me quedó grabado el proyecto de novelar la vida de alguien cercano que había pasado las desgracias de la postguerra mundial, los campos de concentración nazis y toda esa barbarie que no debemos olvidar, pero que me pone mal cuerpo cada vez que la rememoro. 

Al cabo de estos cinco años, y tras mi frustración por no encontrar editorial que apostara por mi segunda novela, El péndulo de Dios, conocí la plataforma Amazon y empecé a investigar. Mi sorpresa fue mayúscula cuando vi en las primeras posiciones de venta un nombre cuya musicalidad hace imposible su olvido, Blanca Miosi, y me quedé estupefacto. Blanca no solo había novelado la vida de su marido, sino que además había continuado escribiendo y se había convertido en una de las autoras con más renombre en esa (por entonces) desconocida Amazon, junto a otros monstruos como Fernando Trujillo-Sanz, Juan Gómez-Jurado o César García Muñoz, por nombrar sólo algunos de los que entonces ocupaban, y ocupan, los primeros lugares en las listas de venta de esta plataforma.

Con mucha prudencia y un poco de vergüenza (mientras yo había escrito una novela, ¡Blanca tenía cinco ó seis en lista!), me decidí a escribirle y recordarle nuestras conversaciones de un lustro atrás. Desde entonces he tenido la inmensa fortuna de contar con una amistad creciente con esta autora, prolífica, sin pelos en la lengua, y de la que dicen que escribe como un hombre.

En estos pocos meses transcurridos desde nuestro primer nuevo encuentro, Blanca vendió su novela El Manuscrito I – El secreto, a Ediciones B, que tuvo la gran visión de apostar por cinco autores de grandes ventas en Amazon e incorporarlos a su cartera. Pero además sus novelas La búsqueda y El legado ocupan los primeros puestos de ventas mundiales, estando la primera de ellas como número uno por muchísimas semanas.

Gracias a la tecnología tengo la gran suerte de poder conversar de tanto en tanto con Blanca, de seguir sus avatares, de participar desde la alegría en sus éxitos y tener en ella, y su trayectoria, un ejemplo a seguir.

En la parte más literaria mi único acercamiento hasta ahora a su obra ha sido con El manuscrito, que me gustó mucho, y no me atrevo a enfrentarme a La búsqueda o a El legado, pero sí espera en mi kindle El cóndor de la pluma dorada. Como ya he comentado en otras ocasiones, se me hace muy cuesta arriba leer a mis amigos, y a Blanca ya la considero en este grupo, porque es una situación que prefiero obviar. Sé que extraña esta postura, e incluso muchos podréis pensar que es un tanto cobarde o hipócrita, pero es algo que decidí hace muchos años y que sigo manteniendo. Las letras de Blanca, sin embargo, me encantaron cuando leí el Manuscrito y el motivo de mi no acercamiento a su obra más conocida en estos momentos, y número uno de ventas, La búsqueda, es porque no quiero revivir el periodo nazi, sin embargo todos los comentarios de esta novela que he leído son extraordinarios. Quizá cuando vaya a verla a Venezuela, y me regale un ejemplar firmado por la mujer que vende más libros en español en Amazon del mundo, cambie de opinión.

Con paso firme y a la velocidad que se mueve hoy el mundo Blanca se está convirtiendo, poco a poco, en la Queendle, en la autora más vendida en la mayor plataforma de libros electrónicos del mundo. Estamos lejos de las cifras de venta de los escritores que lo hacen en inglés, pero sin duda estar entre los libros más vendidos de Amazon, con una cartera de seis o siete millones de títulos, es algo que está solo al alcance de muy pocos, y Blanca es la cabeza de esos pocos. En estos momentos una simple mención a su nombre multiplica por mil cualquier entrada, por ejemplo la reseña de su novela El Manuscrito en mi página Mis últimas lecturas es de las más vistas y comentadas, sus mensajes se replican por centenares entre sus seguidores en Twitter, y su presencia en las redes es cada vez más notoria.

Así pues, vaya desde aquí una felicitación sincera para Blanca, muchas felicidades por tu éxito, por tu capacidad de movilización y por tu híper actividad capaz de desafiar al más bravo reloj. 

8 comentaris:

Blanca Miosi ha dit...

Las sorpresas son más agradable los domingos... y esta ha sido para mí muy especial, Jordi, porque proviene de ti. Es cierto que tengo varios libros en Amazon, pero no fueron escritos recientemente sino a lo largo de ocho años. Recuerdo mucho en aquel tiempo cuando visité tu blog por primera vez la crítica a un libro muy de moda: "El niño del pijama a rayas". Fue cuando supe que eras una persona sincera y que decía lo que pensaba. Espero que sigas igual aunque se traje de un cóndor con una pluma dorada.
Besos y muchísimas gracias!
Blanca

Jordi Díez ha dit...

Ajá !!!!! Hablamos del infumable El niño del pijama de rayas !!! es cierto, jajaja.
Por lo menos una novela tan horrible sirvió para algo si su lectura nos puso en contacto.
Qué mala fue, por cierto, y qué montón de dinero ganó su autor, y los editores, claro.
Un beso grande

Carmen Grau ha dit...

Jordi, es la primera vez que visito tu blog, ¡qué sorpresa! Me ha gustado mucho saber cómo os conocisteis Blanca y tú. También me ha sorprendido eso de que no quieras leer los libros de tus amigos, pero sí que lo entiendo. Iba a recomendarte "La Búsqueda" fervorosamente pero por suerte he leído antes el comentario que haces sobre "El niño del pijama de rayas". Se demuestra una vez más lo que siempre digo, que sobre gustos... Yo este libro lo leí en inglés y sí que me gustó, muchísimo. Me pregunto por qué a ti no. A veces las traducciones son malas; bueno, a mí no me gustan y prefiero leer siempre los libros en versión original. En cambio "El código Da Vinci", que tantos millones vendió, a mí no me gustó. Lo leí en pleno apogeo, cuando no se hablaba de otro libro. Me atreví a hacer mi crítica personal en un foro literario y ¡por poco me matan virtualmente, tú! ¡Qué miedo pasé!

Jordi Díez ha dit...

Hola Carmen,

Gracias por visitar el blog, muy agradecido.

Son curiosos los dos ejemplos que pones, El niño del pijama de rayas y El código da Vinci. En el caso del primero no me gustó nada porque a la segunda página ya sabía todo lo que iba a pasar, o por lo menos lo tenía bastante claro, y la clave en que se basa toda la historia, que es la inocencia de un niño de 10 años, no sé cómo serían los niños de esa época, pero un niño de hoy en día con esa edad sabe manejar un ordenador..., esas fueron las dos cosas que me hicieron dudar de toda la historia. Si el autor hubiera puesto el protagonista en un niño de 5 ó 6 años quizá la hubiera visto más creíble, y con el Código da Vinci me pasó todo lo contrario, una historia sin demasiada profundidad, un tema que no me interesaba demasiado, pero una novela muy bien hecha, con una rapidez de narración como yo no había visto antes, con capítulos de menos de una página, esa estructura me fascinó.

Pero la gran fortuna de esto es que cada uno pensamos diferente, y nos gustan cosas diferentes. Yo me atreví a publicar un comentario de Isabel Allende, o del propio niño del pijama, y fui linchado virtualmente, jejeje.

De todas formas, me alegro muchísimo de tu mensaje y de que hayas pasado por aquí. Espero que no sea la última vez!!

Saludos,

Carmen Grau ha dit...

Lo que dices de "El niño del pijama de rayas" tiene su lógica. A mí me gustó, más que por la historia, por la manera en que está escrito, y también me gustó el final, aunque me lo viniera venir. "El código da Vinci" lo leí en dos días y me enganchó como a todo el mundo, pero la trama era tan trepidante que me saltaba línias, lo cual no era difícil porque está escrito de manera muy simplona (al menos en inglés). Precisamente porque no era profundo y no me dio que pensar, no me gustó mucho. Al cabo de un mes ya no era capaz de hablar de él porque lo había olvidado. (Intenté ponerme al día con la película pero me quedé dormida a la mitad). A mí los libros me gusta saborearlos más, a veces leer un mismo párrafo dos veces, y cuando termino el libro que sea pasarme días pensando en él, hasta que me enamore de otro. Aunque no hago lo mismo con todos los libros, claro; también tengo aventuras de dos días, que luego apenas recuerdo, dependiendo del momento, las circunstancias y hasta la edad. Lo que tú dices: es una suerte que no a todos nos guste lo mismo.

Por supuesto que no será la última vez que me veas por aquí. Me he suscrito a tu blog, así que he venido para quedarme (espero que no te importe).

Fins aviat!

Anònim ha dit...

Hola, Estoy leyendo "La Bùsqueda" de Blanca Miosi y me està gustando, no obstante quiero señalar que en el relato de los campos de concertraciòn la autora dice que se encuentran entre otras nacionalidades de prisionero, españoles,"comunistas enviados por Franco" (en el texto)Quiero señale que no es esa la historia,la verdad es que si, son españoles pero republicanos refugiados en Francia y hechos prisioneros por los Alemanes (en Francia)A los nazis no les gustaban tampoco los comunistas Saludos Ana

Anònim ha dit...

He leido mi comentario y no lo encuertro irrespetuoso, o por lo menos esa no era mi intencion sino señalar algo que me choco`Si es por lo de "tampoco"queria decir que no les gustaban los judios, los gitanos, los cojos, los mancos...............ni los comunistas....triste periodo de la historia Saludos Ana

Jordi Díez / @iamxa ha dit...

Hola Ana,
Antes de nada, muchas gracias por pasar por este foro y dejar tu comentario.
Para nada lo veo ofensivo ni irrespetuoso. Es una cosa sabida que el sr. Hitler & Co. no eran conocidos por su tolerancia o respeto por los demás.
Y lo de que no eran "comunistas enviados por Franco", bueno..., ahí podríamos discutir un poco más porque los alemanes ofrecieron al régimen la posibilidad de repatriar a los prisioneros republicanos, a lo que Franco, en boca del "cuñadísimo" se negó y los mandó a los campos. Pero entiendo lo que quieres decir, y en efecto, Franco no los envió directamente y para los alemanes constituían un peligro.
Gracias por pasar por aquí,
Un saludo,
Jordi