dimarts, d’abril 11, 2017

Lecturas amazónicas

Hoy es uno de esos días en los que uno se siente agradecido, uno de esos momentos en los que merece la pena echar un vistazo atrás y alegrarse de haber tenido la fortuna de poder participar con Blanca Miosi y Freddy Piedrahíta en el programa La hora amazónica con las reseñas de algunos de los libros que he leído.

Y digo esto porque además de los buenos momentos que me genera el confeccionar esos espacios de Lecturas amazónicas, hoy me ha dado por contar las descargas de esta sección dentro del programa de Blanca en las diferentes plataformas en las que se encuentra activa y he visto, con sorpresa y gran felicidad, que son más de 25.000 las escuchas de las reseñas de mis lecturas. 

De verdad que jamás pensé que llegaría, que llegaríamos, a cifras así, que un proyecto como el que parió el polifacético Freddy Piedrahíta alcanzaría la barbaridad de más de cien mil escuchas, que los programas de radio que hacemos entre cuatro aficionados con más ganas que medios y conocimiento conseguiría cifras de cinco y seis dígitos, audiencias a las que muy pocos programas emitidos únicamente por Internet llegan, y por eso me siento agradecido y orgulloso de participar en este proyecto.

No sé cuánto más dure, ni cuántas más reseñas sea capaz de locutar, pero hoy no es el día de plantearse nada de eso, hoy es el día de daros las ¡GRACIAS! en mayúsculas, a grito tendido, agradecer a los oyentes de Radio Voces Unidas, a los oyentes de La hora amazónica, y muy en especial a los que seguís la sección Lecturas amazónicas:

¡GRACIAS, MUCHAS, MUCHAS GRACIAS!


RADIO VOCES UNIDAS - LINK

EL RINCON DE LAS ARTES, con Katia N. Barillas - LINK

LA HORA ROMÁNTICA, con Cecilia Pérez - LINK

LA HORA AMAZÓNICA, con Blanca Miosi - LINK 

LECTURAS AMAZÓNICAS - LINK

1 comentari:

Blanca Miosi ha dit...

¡Bravo! Bravo por los lectores, escritores y todos los que forman parte de nuestro pequeño mundo virtual.
Me da mucho gusto saber que hay tanta gente que nos escucha, y creo que lo hace esperando en llegar a las Lecturas Amazónicas, un baremo de lo que hay en las letras de hoy y de siempre.