dimarts, de novembre 04, 2008

La belleza del infierno

Hola,

Estos días he tenido el blog un poco abandonado porque después de poco más de un año y medio hemos vuelto a uno de los parajes más hermosos y terribles de la tierra, los altiplanos andinos.

Como algunos de vosotros sabéis, de tanto en tanto vamos por esas tierras para hacer algo de trabajo... echar cucharadas de azúcar al oceáno, pero bueno.

Quería explicaros que estuvimos una semana en la que cada día recorríamos en la furgoneta de la fotografía una distancia de unas cuatro horas, la última de ellas por pistas de tierra, para llegar a una comunidad a más de cuatro mil metros de altitud llamada Pumaorcco.

No voy a desgranar todo lo que vimos allí..., ni todo lo que sentimos en la compañía de aquellas gentes que lo único que tienen es frío y mocos, sin embargo sí me gustaría deciros a todos los que muchas veces me habéis manifestado vuestra "envidia" sana por nuestros viajes que ahora tendréis la gran oportunidad, y os lo digo en serio, de visitarlo.

Estamos montando un gran viaje para el próximo mes de agosto a las comunidades de Pumaorcco e Illapata, además de un combinado por el Cusco con visita a los lugares más importantes de la época Inca y por supuesto, una visita a la ciudad mágica de Machu Pichu.

Sólo voy a deciros una cosa, en los próximos días colgaré un poco del diario del viaje, no del que vendrá, sino del que hemos hecho, y me haría muy feliz que os planteáseis la posibilidad de ir recopilando algo de capital para acompañarnos en verano a una experiencia que, os doy mi palabra y sabéis que nunca miento, no olvidaréis jamás.

Hasta muy pronto. Preparad vuestros corazones porque la travesía comienza hoy.

Jordi.