diumenge, d’agost 26, 2012

Blanca Miosi, la escritora reina de Amazon


Hace ahora unos cinco años tuve la gran fortuna de publicar La virgen del Sol con Ediciones B, como muchos de los que os acercáis a este blog conocéis de sobras. En aquellas fechas, no recuerdo muy bien cómo se produjo, tuve contacto con una escritora latinoamericana, peruana afincada en Venezuela, que coincidía en el tiempo con el lanzamiento por Roca Editorial de su novela La búsqueda, una novela testimonial de la vida de su difunto esposo.

Con toda sinceridad no recuerdo muy bien el tema de las conversaciones entonces, pero sí recuerdo el tono, cordial, humilde, de alguien que se acercaba con la prudencia del primerizo (a pesar de que ya en ese momento había publicado, como ahora, mucho más que yo). De verdad no recuerdo de qué hablamos entonces, supongo que de anhelos relacionados con la ilusión de publicar, y cosas así, pero sí me quedó grabado el proyecto de novelar la vida de alguien cercano que había pasado las desgracias de la postguerra mundial, los campos de concentración nazis y toda esa barbarie que no debemos olvidar, pero que me pone mal cuerpo cada vez que la rememoro. 

Al cabo de estos cinco años, y tras mi frustración por no encontrar editorial que apostara por mi segunda novela, El péndulo de Dios, conocí la plataforma Amazon y empecé a investigar. Mi sorpresa fue mayúscula cuando vi en las primeras posiciones de venta un nombre cuya musicalidad hace imposible su olvido, Blanca Miosi, y me quedé estupefacto. Blanca no solo había novelado la vida de su marido, sino que además había continuado escribiendo y se había convertido en una de las autoras con más renombre en esa (por entonces) desconocida Amazon, junto a otros monstruos como Fernando Trujillo-Sanz, Juan Gómez-Jurado o César García Muñoz, por nombrar sólo algunos de los que entonces ocupaban, y ocupan, los primeros lugares en las listas de venta de esta plataforma.

Con mucha prudencia y un poco de vergüenza (mientras yo había escrito una novela, ¡Blanca tenía cinco ó seis en lista!), me decidí a escribirle y recordarle nuestras conversaciones de un lustro atrás. Desde entonces he tenido la inmensa fortuna de contar con una amistad creciente con esta autora, prolífica, sin pelos en la lengua, y de la que dicen que escribe como un hombre.

En estos pocos meses transcurridos desde nuestro primer nuevo encuentro, Blanca vendió su novela El Manuscrito I – El secreto, a Ediciones B, que tuvo la gran visión de apostar por cinco autores de grandes ventas en Amazon e incorporarlos a su cartera. Pero además sus novelas La búsqueda y El legado ocupan los primeros puestos de ventas mundiales, estando la primera de ellas como número uno por muchísimas semanas.

Gracias a la tecnología tengo la gran suerte de poder conversar de tanto en tanto con Blanca, de seguir sus avatares, de participar desde la alegría en sus éxitos y tener en ella, y su trayectoria, un ejemplo a seguir.

En la parte más literaria mi único acercamiento hasta ahora a su obra ha sido con El manuscrito, que me gustó mucho, y no me atrevo a enfrentarme a La búsqueda o a El legado, pero sí espera en mi kindle El cóndor de la pluma dorada. Como ya he comentado en otras ocasiones, se me hace muy cuesta arriba leer a mis amigos, y a Blanca ya la considero en este grupo, porque es una situación que prefiero obviar. Sé que extraña esta postura, e incluso muchos podréis pensar que es un tanto cobarde o hipócrita, pero es algo que decidí hace muchos años y que sigo manteniendo. Las letras de Blanca, sin embargo, me encantaron cuando leí el Manuscrito y el motivo de mi no acercamiento a su obra más conocida en estos momentos, y número uno de ventas, La búsqueda, es porque no quiero revivir el periodo nazi, sin embargo todos los comentarios de esta novela que he leído son extraordinarios. Quizá cuando vaya a verla a Venezuela, y me regale un ejemplar firmado por la mujer que vende más libros en español en Amazon del mundo, cambie de opinión.

Con paso firme y a la velocidad que se mueve hoy el mundo Blanca se está convirtiendo, poco a poco, en la Queendle, en la autora más vendida en la mayor plataforma de libros electrónicos del mundo. Estamos lejos de las cifras de venta de los escritores que lo hacen en inglés, pero sin duda estar entre los libros más vendidos de Amazon, con una cartera de seis o siete millones de títulos, es algo que está solo al alcance de muy pocos, y Blanca es la cabeza de esos pocos. En estos momentos una simple mención a su nombre multiplica por mil cualquier entrada, por ejemplo la reseña de su novela El Manuscrito en mi página Mis últimas lecturas es de las más vistas y comentadas, sus mensajes se replican por centenares entre sus seguidores en Twitter, y su presencia en las redes es cada vez más notoria.

Así pues, vaya desde aquí una felicitación sincera para Blanca, muchas felicidades por tu éxito, por tu capacidad de movilización y por tu híper actividad capaz de desafiar al más bravo reloj. 

diumenge, d’agost 19, 2012

Entrevista en Ronda Existencial


Hola,

Comparto con vosotros una entrevista un tanto peculiar que me han hecho para Existencialismo. Más que una entrevista al uso es una especie de reflexión sobre algunos temas un tanto al margen de la escritura.

Espero que os guste.


Hola a todos los que siguen este blog. En Ronda Existencial Bimensual habrá un invitado cada dos semanas a exponer sus puntos de vista filosóficos, defenderlos, atacarlos, exponer sus principios y manifestarlos. Las preguntas serán realizadas por mí, el moderador, y por su puesto, estaré anuente a recibir todo tipo de sugerencias, las cuales puedes enviar al correo siguiente: Paul.Andreas.Wunderlich@Gmail.com

RONDA EXISTENCIAL #1 con Jordi Diez

Queridos lectores y aficionados a la lectura, filosófica, y a la vida. Me da muchísimo placer inaugurar esta sección del blog con no sólo un excelente autor de novelas que han maravillado a lectores alrededor del mundo, sino con un ser humano que ha navegado profundamente entre los mares del pensar y así, ha logrado plasmarnos su esencia, su elixir, sus miedos y sus devociones, en esta fantástica y atrayente Ronda Existencial. 

Sin decir más, les dejo la entrevista para que sea degustada por sus sentidos. Bienvenidos al mundo filosófico de Jordi Diez:


Ronda Existencial:

1. Por favor, describe el principio filosófico de mayor importancia para ti, aquél que te ha llevado a poder crear tus obras literarias.

Cada novela parte de un punto de vista diferente, porque se trata de la narración de la vida de otras personas, y no la propia. Así el principio que podría regir mi vida, o uno de ellos, creo que no se debe aplicar genéricamente a mi obra, si bien es evidente que todo se mezcla en ella.

Sin duda mi novela más íntima en este aspecto fue La virgen del Sol, que narra el crecimiento de un hombre del estrato social más bajo del imperio incaico hasta que llega a atesorar profundos conocimientos a lo largo de su vida. 

En El péndulo de Dios la idea que se trasmite durante toda la novela es, por un lado el miedo a morir, y por otro la doble opción de enfrentar la vida, una desde la contemplación y otra desde la acción. En la novela estas dos vertientes las encarnan (resumiendo mucho) Juan Bautista, que hacía largas meditaciones, ayunos, un hombre temeroso de Dios, austero y medio asceta que intentaba llegar a Dios a través del sufrimiento y de su propia transformación, y Jesús de Nazaret, que se sentía igualmente cercano a Dios (incluso afirmaba ser su hijo) y sin embargo tomaba vino, se daba buenos banquetes, compartía con prostitutas y se acercaba a la mesa de cualquiera para acercarlos a ellos a Dios. 

Yo reconozco mi temor profundo a la muerte, y sin tener una vocación cristiana ni identificarme del todo con ninguna de las dos opciones que se plantean en la novela, sin duda prefiero la segunda. 


2. ¿Cuál es la filosofía central que rige a tu diario vivir?

Una gran amiga, y maestra, me dio dos consignas que intento aplicar en mi vida, una de ellas es que mi pensamiento crea mi realidad y la otra es que ser privilegiados, como lo somos, tiene un precio y hay que saberlo pagar con una sonrisa.


3. ¿Qué mensaje, principio, y o filosofía has deseado plasmar en tus obras literarias? Lo has logrado? Es el mismo mensaje en cada una de tus obras literarias o has visto que tu filosofía ha ido cambiando a lo largo del tiempo?

Quizá la única premisa que se da en ambas novelas, no ya en la que estoy escribiendo en la actualidad, es el miedo a la muerte. Cómo, copiando el mito de Fausto, las personas son capaces de cualquier cosa con tal de no sufrir ese momento. Pero no tengo claro el mensaje filosófico que puede trasmitir, de hecho no puedo trasmitirlo porque yo mismo no soy poseedor de ese conocimiento.

Sí que reconozco que mi vida, y mi planteamiento vital, han ido evolucionando con el tiempo hasta llegar a una resignación pausada, que es como me encuentro en estos momentos. No creo que haya ninguna verdad más allá de que todos somos finitos en nuestra esencia y de que tenemos fecha de caducidad apenas nacemos, por eso es preferible no malgastar demasiado tiempo en actos estériles.


4. ¿Qué has encontrado de ti mismo al escribir por tantos años? Crees que hubieses encontrado lo mismo ejerciendo alguna otra rama de la expresión artística humana? O es la escritura el vehículo único que podría hacer esto?

No creo que escribir difiera mucho de otras áreas como la pintura, la escultura o la música, que también ofrecen muchos espacios con uno mismo y te dan la gran opción de plantear tus dudas existenciales en los pensamientos de otros, de tus personajes, de tus creaciones, pero a fin de cuentas nada de eso deja de ser una extrapolación de ti mismo. 

Creo que cualquier rama artística que suponga silencio y soledad te acerca a tu esencia. No creo, por ejemplo, que un músico de reggaeton encuentre nada más allá del ruido espantoso que él mismo produce, pero sí un pintor, un escultor o un músico que cree en soledad. La creación parte del silencio, y solo en el silencio puedes escuchar tus reflexiones. 
También la ventaja de reflejar nuestras miserias en otros es una forma libre de mirarnos al espejo sin miedo, y eso ayuda a un conocimiento interno profundo. 


5. Para ti, ¿qué significa "encontrarse a sí mismo"? 

Entenderte. 
Para mí esa frase tan manida en la literatura o en el cine, que incluso ha llegado a perder todo tipo de esencia por la múltiple repetición en las series norteamericanas para adolescentes, significa comprenderte. También crearte, y es muy importante hacerlo varias veces en la vida.

Soy de la opinión que toda persona necesita en algún momento de su vida plantearse si lo que ha hecho, pensado y sentido durante su trayectoria es real o no, y ha de tener el valor de desestructurarse para formar un nuevo yo. Si eres capaz de comprender lo que te ha llevado hasta la casi destrucción y puedes crear una persona nueva desde ese punto, entonces puedes llegar a conocerte.


6. Para ti, ¿cuál es la fuente(s) única(s) y absoluta(s) de la felicidad? 

La felicidad, como he leído en algún libro de autoayuda (sobre todo de autoayuda para el escritor) no es un fin, sino un estado, y ese estado se construye continuamente. Lo creo así.

Para mí la fuente de la felicidad, aunque lo que voy a decir suene a estupidez, es ser feliz.

Yo vivo en un país en “vías de desarrollo”, por utilizar el eufemismo habitual, en el que conviven la miseria más absoluta con la riqueza y el lujo insultante, y por mi condición profesional conozco gente de ambos extremos. Puedo asegurar sin miedo a equivocarme que conozco a mucha más gente feliz que vive bajo un techo de cinc que a gente con villas impresionantes con muelle privado frente al mar Caribe. ¿Por qué?, no lo sé, simplemente ellos son felices. Y no por ignorantes, que lo son de muchas cosas, pero también son sabios en otras más básicas.

La fuente de la felicidad es la sonrisa, pensar en cosas alegres, sentirse alegre y ser alegre. Ser amable con los demás, solidario, no tener miedo a perder (muchas veces porque no se tiene nada), he comprobado que ayuda bastante a ser feliz. Vicente Ferrer, entre muchas, tiene dos frases demoledoras: “Si no das pan a quien se muere de hambre, se muere. Lo demás es secundario”, acción, y “Desde que descubrí el placer de dar, no he dejado un solo día ser totalmente feliz”. Comparto y creo profundamente en ambas.


7. Si yo te fuese a decir, "El hombre previo al hallazgo e integración con sí mismo está solo, esté donde esté, ya sea acompañado o no; el hombre que se ha integrado con sí mismo es el único que podrá gozar de una soledad acompañada y el único que realmente podrá compartir con otros seres que también se hayan integrado con sí mismos", ¿estarías de acuerdo o en contra? ¿Por qué?

Estaría, y estoy, totalmente de acuerdo. Sólo aquel que llega a la paz consigo mismo, integrados como dices tú, alineado en todas sus facetas, entorno, física, emocional y espiritual, puede gozar por igual de la compañía de otras personas que identifique en el mismo estado, o de la soledad propia sin sentirse solo.

Lo que también sé es que el hombre que ha llegado a conseguir ese estado no soporta la banalidad del ruido, y eso lo aleja de muchos planos, lo que a veces produce el efecto contrario al buscado. Como el escalador que sube una cumbre para llegar arriba con todo su esfuerzo y entonces se da cuenta de que está solo, por supuesto puede gozar de una vista extraordinaria, conocer secretos que sólo se ven desde la cumbre, sentirse pleno, pero si nadie más consigue llegar es muy posible que tarde o temprano descienda a buscar compañía.


8. ¿Qué significa para ti "integrarse con sí mismo"?

Para mí son dos conceptos, uno comprenderse, moldearse, entenderse y perdonarse, y otro alienarse en todos los planos. Me explico, yo creo que el hombre se construye una especie de cebolla alrededor, con múltiples capas durante los primeros años de vida, y nuestro trabajo durante la otra parte de esta vida es eliminar la mayoría de ellas y alinear las que queden, para que al final el entorno, el cuerpo físico, las emociones y la parte más espiritual se sientan cómodas entre ellas. 


De nada sirve tener una fuerza descomunal si no te sientes amado, como creo que tampoco sirve de nada ser un ser extremadamente sensible y espiritual si no tienes capacidad de acción física.


9. Mensaje a tus lectores: En este inciso por favor tómate la libertad de expresarte libremente hacia tus lectores, dirigiendo un punto de vista filosófico que quieras apoyar o atacar, que crees que ellos deberían acoplar y comprender.

La Biblia tiene una frase extraordinaria que intento que sea el leitmotiv de mi vida, “por sus actos los conoceréis”. No dice por sus buenas palabras, ni por sus sufrimientos extremos, o por su gran corazón. La frase es breve y clara. Actúa. 

También hay otra frase que me gusta mucho y que a veces la explico a los inconscientes que se atreven a escucharme. Un antiguo profesor de yoga me dijo que muy posiblemente la reencarnación exista, no hay pruebas concluyentes que lo afirmen o no lo nieguen, por lo que no entraba en polémica, pero de lo que estaba seguro al cien por cien era de que él estaba vivo en este momento, así que su obligación era aprovecharlo al máximo. Acción.

En mis novelas siempre hay una acción previa al cambio, un esfuerzo personal antes de la comprensión, como en mi vida y en la de quienes considero mis maestros. Personas que tras una comprensión, forzada o voluntaria, de que la vida no era lo que estaban viviendo decidieron tomar las riendas y dirigirse en otra dirección cargados de buenas intenciones. La gran suerte es que cuando nos demos cuenta que nos hemos vuelto a perder siempre tenemos la capacidad de redirigir la vida. Lo demás simplemente son excusas.

Me gustaría acabar esta excelente, y difícil, entrevista en voz alta con una frase del filósofo Raimon Panikkar: “El silencio forja el sentido. Y lo estamos abandonando a cambio de una superficialidad banal e insulsa. Ruido a todas horas en todas partes para no tener que pensar”.


divendres, d’agost 17, 2012

Reseña de La virgen del Sol, por Blanca Miosi

Hola,

Comparto con vosotras/os la reseña que ha hecho Blanca Miosi de La virgen del Sol en su blog Blanca Miosi y su mundo.

Para mí todas las opiniones son muy importantes, incluso las que no hablan demasiado bien de mi obra, y con todas siento una gran emoción, pero en este caso la reseña de Blanca es muy especial.

Blanca es la escritora estrella de la era digital. Sus novelas, La búsqueda, El manuscrito, El legado o  Dimitri Ganulov, ocupan los primeros puestos en todas las listas digitales, Amazon, La casa del Libro, Grammata, El corte Inglés o FNAC. Es impresionante su trayectoria. Pero además de su perfil de escritora, Blanca es una peruana que escribió una novela ambientada en el mismo momento histórico que La virgen del Sol, lo que otorga una posición doblemente importante a su opinión. De hecho en privado me ha hecho notar un pequeño desliz que no comentaré, je, je, je. 

Por eso, haber leído las palabras de Blanca sobre La virgen del Sol, me ha producido una emoción intensa, tanto como la gratitud por haberse tomado la molestia y el tiempo para hacerlo.

LA VIRGEN DEL SOL, Jordi Díez




Estos días he hecho un alto en la escritura. Cosa poco frecuente, pero no sé si sucederá a otros.  Yo necesito situarme en un "estado de gracia" para escribir.  Cuando no es así prefiero no hacerlo. Todas mis novelas fueron trabajadas de esa manera, un estado alfa en el que los dedos corren por el teclado sin apenas darme cuenta. Mientras, aprovecho para leer libros pendientes desde hace un tiempo.

Hace ya varios años voy rondando esta novela. No la había leído antes porque a mi país raramente llegan todos los libros que quisiera.  Pero con las facilidades del Kindle ya no tuve pretexto para dejar de comprarla, sin embargo la mantuve aparcada porque tenía temor de encontrarme con una historia similar a la que yo había escrito allá por el año 2003-2004. 

La virgen del Sol, ambientada en el período de expansión del imperio incaico,  tiene como tema principal a una familia de tres personas: Nuba, su esposa y su hija, la elegida para ser una de las vírgenes del Sol. Sin embargo a medida que transcurre la novela, el autor hace una descripción de lo que sucede alrededor del personaje mientras refleja las costumbres de la época incluyendo al mismísimo inca Pachacutec y a su hijo Túpac Yupanqui, de quien me declaro una eterna admiradora. Me llamaron la atención las vívidas descripciones de la arquitectura incaica con la constante mención al oro, un metal precioso utilizado básicamente para fines ceremoniales, pero también como el que se le da hoy en día: el de joya. Jordi convirtió una antigua leyenda sin autor conocido como base para una parte del desarrollo de la novela, la de Ollantay, que, aplicada con maestría, encajó perfectamente en el devenir de la trama.

En Macchu Pichu
Yo diría que es la historia de la búsqueda espiritual de un hombre que empieza como un simple campesino y en el camino hacia su destino se encuentra a sí mismo. Son bellos los pasajes de reflexiones y preguntas que se hace Nuba, así como emocionantes las partes en la que los aguerridos cuzqueños, o incaicos, se enfrentaban a sus enemigos. Al estar enclavada en el mejor período de la historia incaica el relato es muy interesante, al menos para mí que, como dije antes, también escribí acerca de esta cultura, pero desde un punto de vista diferente.  La virgen del Sol es una novela completa.  Contiene amor, entrega, emoción, acción, enseñanza espiritual y es bastante didáctica para quienes gusten de historia.  El final está resuelto de manera magistral, como no podía ser de otra manera, y no me arrepiento haberme amanecido para acabar de leerla.

He leído algunos comentarios que critican la dificultad que supone aprenderse o recordar los nombres incaicos.  Yo creo que no más que cualquiera de los libros de fantasía épica con personajes de nombres y ciudades casi impronunciables.  La diferencia está en que los incas existieron, no fueron un invento.

Mis felicitaciones a JordiDíez,  ahora comprendo el enorme éxito que tuvo esta novela cuando fue publicada por Ediciones B en el 2007.

dimarts, d’agost 14, 2012

El color de las palabras, entrevista a Jordi Díez

Hola,
Comparto con vosotros de nuevo una entrevista que me han hecho para un medio digital. Sigo sintiendo una vergüenza absoluta que se mezcla de forma extraña con una hinchazón del ego.
Espero que os guste.


JORDI DÍEZ, Escritor

1º¿Quién es JORDI DÍEZ?

Es una pregunta compleja, casi sin respuesta todavía. Me atrevo a decir que soy una persona de clase media, nivel cultural correcto, muy inquieto y amante de los viajes y las novelas. Viví treinta y siete años en Catalunya y ahora hace seis que vivo en República Dominicana. Padre de familia numerosa y multirracial, me encanta América, pero no sé si quiero quedarme aquí por siempre.

2ºHáblanos de tus inicios en el mundo de los libros.  

No recuerdo mi vida sin un libro a mí lado. Todos mis recuerdos están relacionados con los libros, tebeos de niño que me compraba mi abuelo, novelas de adolescencia que me llovían en todos los cumpleaños y navidades, y lecturas más variadas en la madurez. Disfruto tanto con una novela que mi carácter y mi estado de ánimo se mimetizan con la historia que esté leyendo. He sido buena persona leyendo La ciudad de la alegría, y me he deprimido hasta el insomnio con Las cenizas de Ángela.

Me encantan los thrillers, especialmente los históricos, y sin embargo el cambio profundo se dio cuando conocí la literatura latinoamericana, Vargas Llosa, Rulfo, la Isabel Allende de los inicios, Cortázar, pero sobre todo Gabriel García Márquez. Cuando leí Cien años de soledad supe que jamás leería, ni escribiría, por supuesto, nada igual. Desde entonces siempre viaja conmigo un ejemplar de la novela allá donde yo vaya.


3º Tienes dos libros editados El péndulo de DiosLa Virgen del Sol. Háblanos de ellos.

Son dos novelas muy diferentes, tanto que creo que no parecen escritas por la misma persona.
La virgen del Sol fue mi primera novela, lo que se nota bastante en sus letras un tanto ingenuas, y fue la gran prueba de mi vida, el demostrarme que tenía la capacidad, por fin, de iniciar y acabar algo con la envergadura de una novela. Su escritura coincidió con mi descubrimiento de América Latina y con una transformación personal que creo que se trasmite en la historia. Lo pasé mal escribiéndola, por mi propio momento emocional, por la dificultad del lenguaje, de la historia, por lo complicado de la investigación, por lo íntimo de la narración,…, y sin embargo me sentí muy feliz cuando viví el proceso de edición de un libro por primera vez.

Con El péndulo de Dios ha sido todo lo contrario. Es una novela ágil, de prosa más rápida, con una temática que intenta ser adictiva y cuyo único fin es que el lector disfrute leyéndola. Un thriller de los que me gusta leer, pero escrito por mí. La disfruté muchísimo mientras la escribía, incluso mientras la corregía, y sufrí mucho con su publicación porque, de no haber sido por Amazon, no habría visto la luz.


4º Son libros que reflejan muy bien lo que fueron otras culturas del pasado en nuestro planeta ¿Eres un apasionado de esos tiempos de los que el hombre poseía unos conocimientos que en la época actual son desconocidos?

No tanto, la verdad. Nunca he idealizado los tiempos antiguos, pero reconozco que son fabulosos para novelar. ¿Qué mejor historia que aquella que pasa en un momento alejado a nuestra realidad?
El mundo antiguo fascina porque creemos ser el ombligo, no solo del mundo, sino de la historia, como si los únicos hombres inteligentes desde los inicios fuéramos nosotros y nuestros antepasados se redujeran a magos de poderes inimaginables, guerreros temibles o trozos de carne sin cerebro.
Una vez un historiador amigo me dijo que los hombres antiguos eran sólo eso, antiguos, ni más ni menos inteligentes que nosotros, y que no había diferencias remarcables más allá de la estética de sus vestidos o la comodidad de sus sociedades, y estoy convencido de que tenía razón.
La única gran diferencia entre nuestra sociedad y las antiguas es la comunicación.

5ºVives en la Republica Dominicana y sueles viajar constantemente por América del Sur ¿eso te ayuda a concebir o inspirarte a hacer nuevas novelas?

Sí, sin duda. Esta parte del mundo es como vivir en una gran novela. Es un lugar que tiene una vida tan intensa, en lo bueno y en lo malo, y que los europeos lo hemos olvidado después de tantos años de protección social, que te mantiene vivo y alerta por algo tan básico como la supervivencia.

6º¿Cómo llevas el éxito de El péndulo de dios? Lleva más de 4.000 descargas en Amazon.

Bueno, Internet, y Amazon por extensión, tienen la facultad de llegar a una cantidad de gente incalculable y hacen que cualquier dato se dispare de una forma bárbara. De hecho en estos momentos las descargas son de casi de seis mil ejemplares de la novela, pero eso por sí mismo no indica nada. Hay autores que venden millones de ejemplares para los que cinco o diez mil descargas no son nada, y autores que apenas consiguen un par de cientos y para los que vender cinco mil ejemplares sería un gran éxito.
Sinceramente no le doy demasiada importancia a este dato.
Sí estoy muy feliz del resultado, por supuesto, y por la acogida de la novela por parte de los lectores, que en realidad es lo único que importa de verdad, pero el éxito, o no, de la novela creo que sólo se podrá ver si se mantiene en el tiempo. 
Vivimos en un momento de consumo inmediato en el que nada parece durar más allá de una moda. Si alguna de mis novelas consiguiera romper ese esquema, entonces sí habría cosechado un éxito.

7º¿Piensas que el éxito en una novela se puede predecir o lo mágico de los libros es lo impredecible?

Se puede preparar un éxito comercial, es decir, las grandes editoriales tienen gente que sabe mucho de este negocio y que saben calcular perfectamente cómo colocar una tirada de tal o cuál cantidad de ejemplares, pero el éxito es impredecible.
Si la leyenda urbana es cierta, La sombra del viento ni siquiera se hubiera publicado de no ser por el empecinamiento de Terenci Moix, y después ha resultado ser un éxito sin precedentes, mientras que otras novelas, diseñadas desde su primera palabra para copar los primeros puestos de ventas, no permanecieron en ellos más de una o dos semanas.


9º¿Sientes pasión por las civilizaciones perdidas que han desaparecido sin dejar conocimientos al hombre acutal? 

La primera vez que estuve en Notre-Dame, hace muchos años, y supe que el secreto de los rosetones había muerto con el artesano que los creó, me impactó.
Siento una pasión rozando la enfermedad por conocer esos lugares.
Caminando por Machu Pichu, por ejemplo, sentía descargas de emoción como si hubiera tomado un alucinógeno, mientras que la única vez que he estado en Las Vegas (una ciudad colosal e impresionante) solo sentía una urgencia extrema por marcharme de allí. Quizá en unos mil años será interesante…
Pero no es tanto por sus conocimientos o leyendas mágicas, esos lugares me fascinan porque allí vivió gente de verdad, como nosotros, personas que tenían que pelear por conseguir una vivienda, que sufrían mal de amores, que tenían que cuidar sus hijos, buscar comida, obedecer a los que mandaran…, igual que nosotros. Y pensar que de ellos no queda más que las piedras y la leyenda es algo que me fascina. ¿Qué pensarán de nosotros dentro de dos mil años?, daría todo por estar allí para saber la respuesta.

9º¿Qué significa para ti el poder transportar a tus lectores a otras épocas, a descubrir tramas, secretos y lugares desconocidos en tus libros? 

Cuando escuchas, o lees, a alguien hablando de su materia, un científico, un historiador, un deportista, o incluso un político, y lo hace con pasión se produce un momento de reconocimiento mutuo, de simbiosis y empatía por el que cuenta. Un momento en el que se consigue que te sientas parte de esa pasión.
Eso es lo que intento con mis novelas, que la gente lo pase bien y se interese por vivir y conocer lo que explico en ellas. Si después de leer La virgen del Sol alguien decidió subir a Machu Pichu, o después de leer El péndulo de Dios algún lector se ha acercado al Monasterio de Santes Creus o la biblioteca de París, significaría que quizá lo conseguí. 

10ºLa editorial Ediciones B apostó por La virgen del Sol ¿Es complicado que una editorial le abra las puertas a un escritor?

Con esta primera novela fue todo tan sencillo que jamás pensé que pudiera ser de otra manera. Envié el manuscrito a la agencia Sandra Bruna, me llamaron para decirme que les había gustado mucho, firmé un contrato y en pocos meses estaba corrigiendo las galeradas (que no sabía ni qué eran) con Ediciones B. Fue todo muy fácil y muy rápido.
Con la segunda novela, El péndulo de Dios, que también acaba de adquirir Ediciones B, la historia fue muy diferente y sentí en carnes propias la frustración que produce querer publicar sin éxito. Es terrible, jamás pensé que ver cerrarse las puertas a algo creado por uno mismo fuera tan doloroso.
De todas formas es algo totalmente comprensible y por lo que no se puede demonizar a nadie, somos miles de personas escribiendo manuscritos, más los autores consagrados, más los encargos, más las reediciones, más los clásicos, …, llega obligatoriamente un momento en que la oferta de textos (buenos, malos y regulares) es tan infinita que no hay espacio físico para todos.  

11º¿Nuevos proyectos a la vista?

Estoy escribiendo una novela histórica al cien por cien sobre unos personajes reales cuyas vidas fueron extraordinarias. Tanto que me es muy difícil estar a la altura con mi prosa de lo que quiero explicar y tengo miedo de que salga un “bunyol”, como decimos en catalán, un buñuelo, un bluf.

12º¿Libros en papel o Ebook?

Ambos, aunque cada vez me decanto más por leer en dispositivos electrónicos. La verdad es que cuando te acostumbras son mucho más cómodos.

13ºDescúbrenos algún lugar de los que has visitado por el mundo que te haya inspirado a escribir estando allí.

Sin duda Machu Pichu y todo lo relacionado con esa zona, Ollantaytambo, Sacsayhuamán, el templo del Sol en el Cuzco. Conocer el valle sagrado de los Incas fue muy inspirador.
 Sin embargo el día que visité la tumba del rey Pere en el monasterio cisterciense de Santes Creus se me “apareció” la novela de El péndulo de Dios.
 Y esta nueva novela se gestó en la playa del Rincón, en el norte de la República Dominicana, en una de las playas más hermosas del mundo.

Tres lugares muy diferentes, el valle sagrado de los Incas, Santes Creus y la Playa Rincón, que aconsejo a todos aquellos que tengan la oportunidad de visitarlos que no dejen de hacerlo.


14 Escríbenos algo improvisado que sientas en este momento o de alguno de tus escritos para toda aquella persona que lea tu entrevista en estos momentos.

“En la vida es importante saber decir que no, pero siempre he pensado que quien niega muchas veces muere un poco en cada una”, de El péndulo de Dios

15 ¿Qué le pedirías al futuro? Salud


Preguntas rápidas: 

Una ciudad? El Cuzco
Una sensación? Vértigo
Un color? Rojo
Un olor? Lavanda
Miedo a ? Morir
Animal preferido? El perro, pastor alemán para ser más precisos.
No te gusta que? Me molesten o me etiqueten
Te gusta que? Respeten mi silencio
Admiras a? Todo el que sabe hacer cualquier cosa mejor que yo. Prácticamente todo el mundo.
Nunca pudiste? Quizá aún pueda…
Crees en vida extraterrestre? No tengo opinión, no me interesa demasiado.
Un libro? Cien años de soledad
Un momento? Ahora
Un lugar para visitar? El interior de la pirámide de Menkaura
Una película? Dos, Indiana Jones y el arca perdida, y Casablanca.
Una canción favorita? Muchas, El far del sud, de Sopa de Cabra, o Benvolgut, de Manel
Una manía? No soporto que toquen mis cosas
Un deseo? Seguir vivo