dijous, de gener 24, 2013

He venido a hablar de mi libro


Todos los que tenemos una cierta edad, y hemos vivido en España, recordamos esta frase de Paco Umbral, pronunciada en un programa de Mercedes Milá, cuando veía que se iba acabando el tiempo de emisión y se debatía en el plató de todo menos sobre el libro que el ínclito acababa de publicar. Yo tomo prestada por enésima vez la sentencia, y la hago mía.

Hoy me acerco hasta este artículo para contestar un post que ha escrito mi estimada amiga, escritora de éxito, cabeza visible de la venta Indie en Amazon, generosa con todos nosotros, a quien le estoy muy agradecido por los comentarios siempre buenos que hace de mí, a la que tengo un cariño enorme por más cuestiones que las puras derivadas de los libros, y que no es otra que Blanca Miosi. Se plantea Blanca en su último post si "¿Se estará repitiendo el boom de los 60 con los escritores Indies?", y argumenta como uno de los principales motivos de comparación la solidaridad entre ambos grupos o generaciones, aunque yo no estoy muy por la denominación Generación Kindle, al ayudarse entre los autores promocionando las obras de los compañeros. Bueno, quizá en esto sí haya un cierto parecido, pero con la mano en el corazón, no veo ninguno más.

He buscado en la Todopoderosa Wiquipedia la definición de aquella generación, "el Boom latinoamericano de los 60", y entre otras dice que escritores como Gabriel García Márquez (¡en pie!), Mario Vargas Llosa (la caspa), Julio Cortázar o Carlos Fuentes, desafiaron los convencionalismos establecidos y se hicieron mundialmente famosos a través de sus escritos y su defensa de la acción política y social, y porque muchos de ellos tuvieron la fortuna de llegar a los mercados y las audiencias más allá de América Latina gracias a las editoriales de Barcelona, principalmente. Yo, en mi infinita ignorancia, añadiría que estos escritos, o su mayor parte, se siguen vendiendo hoy cincuenta años después de sus primeras ediciones.

Así pues ya tenemos varias diferencias, 
  • Autores que desafiaron convencionalismos,  yo no veo ninguno de los indies que desafíe nada, y no porque sean, o seamos, más blandos, sino porque ya no queda nada que desafiar. Nuestro cambio será tecnológico más que literario, aunque esto es una opinión personal.
  • Que se hicieron mundialmente famosos más allá de sus fronteras. Con alguna excepción no veo a ninguno de los Indies que escribimos en español cubierto con el manto de la fama.
  • Sus obras permanecen después de 50 años en los primeros lugares de venta de todo el mundo, mientras que la mayoría de las novelas Indies escritas y auto publicadas en las plataformas tipo Amazon ni llegan a los primeros puestos ni permanecen en ellos más allá de algunos días o semanas (con excepciones, claro, como La búsqueda de la propia Blanca Miosi).

Y hay un punto más que me hizo sonrojar al leer la comparación de generaciones que hacía Blanca, y es la calidad, esa barrera tan difícil de definir, pero que todo el mundo reconoce cuando la siente. Me pongo como ejemplo, y pido perdón por ello, pero hay más talento en las cuatro primeras frases de Cien Años de Soledad que en toda mi obra, y no es falsa modestia, es la pura realidad más allá de gustos personales. También creo que una de las grandes diferencias es que en el Boom del 60 los autores que triunfaron fueron escogidos, es decir, hubo alguien con criterio, Carme Balcells, por ejemplo, que escogió, que estrió el grano entre la cantidad de paja que se producía, algo que no está pasando ahora ya que cualquiera puede subir su novela (gracias a Dios Bezos) y ponerla a la venta, pero cuántos artículos no ha dedicado la propia Blanca a pedir que se corrijan los manuscritos, que se les de mil lecturas posteriores antes de publicar, que se contraten servicios de profesionales de corrección y estilo, y no se hace, no por lo menos de forma generalizada. Yo mismo, que compro casi todas las novelas que aparecen auto publicadas a bajo precio, he dejado la mayoría en las primeras páginas. Y no porque la idea fuera mala, aunque muchos nos repetimos, sino porque están inacabadas. ¡Cien años de Soledad no ha modificado una coma desde su publicación en 1967! 

Con esto no quiero decir que me entusiasmen todas las novelas publicadas por esta generación, a mi gusto Cortázar, por ejemplo, es un bocadillo de yeso sin agua con que pasarlo, Llosa ha escrito, sobre todo últimamente, algún que otro bacalao infumable por no comentar lo que opino de su estampa pública y de sus ideas políticas, de García Márquez me gustan hasta los andares, y de Fuentes he de reconocer que no he leído nada, pero sí de su predecesor Rulfo y es extraordinario.

Sé que este artículo no gustará a muchos de nosotros, más ilusionados que conscientes, pero de verdad es lo que pienso. Nada más lejos de mi intención que menospreciar o ningunear la importancia de una revolución brutal que hemos tenido la inmensa fortuna de iniciar, y que es el cambio en la edición, publicación y venta de la literatura, al contrario, gracias a la democratización que ha supuesto la tecnología actual, redes sociales, plataformas de venta, etc., cientos de manuscritos que jamás hubieran tenido una oportunidad (mi propia novela El péndulo de Dios sin ir más lejos), han conseguido llegar a los lectores, con más o menos fortuna, y de esa avalancha de obras habrá una docena que probablemente trascienda a estos inicios, pero de ahí a compararnos con una generación que transformó la manera de escribir, e incluso me atrevería a decir que la de leer, creo con toda sinceridad que es una exageración.

De todas formas el tiempo será quien lo decida, y mientras tanto, que nos quiten lo bailao.

20 comentaris:

crónicas de un e-writer ha dit...

A mí me gusta tu artículo.

Un abrazo.

Marlene Moleon ha dit...

No he leído el artículo de Blanca, (corro a leerlo) pero creo que tu exposición es muy coherente

Jordi Díez / @iamxa ha dit...

Gracias e-writer por pasarte por aquí. Saludos!

Jordi Díez / @iamxa ha dit...

Marlene, lee el artículo de Blanca, también tiene mucha razón en su argumentación. Realmente creo que ella no basa tanto la comparación en la calidad, o la posible calidad, literaria de ambos movimientos, sino en la solidaridad entre autores.

Blanca Miosi ha dit...

Querido Jordi, muchas gracias por dar de una manera tan clara y elegante tu punto de vista, lo cual agradezco. Como mi respuesta es un poco larga, hice una entrada en mi blog, me encantaría si pudieras visitarlo.

Besos,
Blanca

Jordi Díez / @iamxa ha dit...

Gracias Blanca por pasar por aquí, y muchas gracias por tu respuesta. Ya he leído tu reflexión y, por supuesto, coincido con ella.

Anònim ha dit...

Si estoy de acuerdo con lo que dice Jordi, aquella generación no tiene comparación, ahora bien esta nueva clase de escritores creo que serà la lectura de los futuros lectores (nuestros hijos). Yamilka M.

Juanjo Díaz Tubert ha dit...

Seré Lampedusiano, todo cambiará para continuar igual.

Me gusta tu artículo y estoy bastante de acuerdo.

Un abrazo Jordi.

Marta Querol ha dit...

Pues como he comentado en el blog de Blanca, estoy más en esta línea y la de Félix. Nada que añadir.

Jordi Díez / @iamxa ha dit...

Yamilka, una reflexión pesimista: Ojalá nuestros hijos lean !!!, si son pequeños, cuando tengan la edad adulta les implantarán un chip con la literatura, previamente escogida por cada gobierno, que deben conocer...

Jordi Díez / @iamxa ha dit...

Hola Juanjo, no te voy a quitar razón, gracias por tus palabras y por pasar por aquí, pero creo que, si bien algo cambiará, ese cambio no será ni mucho menos tan profundo como queremos creer.
Cada generación piensa que ha cambiado el mundo, que ha descubierto el agua con burbujas o la sopa de arroz..., cuando sólo hay que leer cualquier fábula griega para comprender que ellos ya lo inventaron todo y los demás simplemente vamos cambiando la piel al mismo animal.
Gracias !!!

Jordi Díez / @iamxa ha dit...

Gracias Marta por pasar por aquí. Yo coincido también con Félix, pero para ser justos creo que Blanca no quiso equiparar ni el peso ni la calidad de ambos movimientos (suponiendo que nosotros seamos nada de esto), sino que destacaba la solidaridad entre autores, y eso sí es cierto que se da.
Bueno, muchas gracias por tu comentario!!!
Saludos !!! y todo el éxito del mundo

Mercedes Pinto ha dit...

A estas alturas, la verdad es que "solo sé que no sé nada", no tengo claro de qué lado estoy. Ahora mismo, por ejemplo, leyendo a Mercedes Gallego por momentos me parece estar ante una estupenda novela clásica, bien escrita, con todas las connotaciones, y de paso me acuerdo de algún Premio Planeta que... mejor me callo. Pero también tengo que decir que pensando, por poner otro ejemplo, en "El amor en los tiempos del cólera" (para mí la mejor novela romántica del siglo XX; aunque no las he leído todas), me doy cuenta de que no, que aún no he encontrado nada a la altura entre los indies. Hay tanto de subjetivo en todo esto… También los tiempos han cambiado, y con ellos los lectores, que ahora aprecian más la literatura ligera, sin florituras, directa y morbosa; que perdonan más que el estilo no esté tan depurado, a cambio de buenos efectos; como está ocurriendo con el cine. Parece que esos diálogos sugerentes, nada obvios, que tanto cautivaban hace poco más de treinta años, ya no dicen nada.
Y sí, como tú bien dices, el tiempo nos dará el nombre y lugar, por más que ahora nos empeñemos en ser sin ser. Puede que sí, esto es el comienzo, hay mucha ilusión y perseverancia.
Un saludo.

Jordi Díez / @iamxa ha dit...

Mercedes, 100 % de acuerdo con tus palabras. Hace varios años que dejé de leer los "premios Planeta" porque me parecían infumables, y sin embargo han caído en mis manos pequeñas ediciones (impresas la mayoría) que me parecieron excelentes.
Muchas gracias por pasarte por aquí !!!!

Blanca Miosi ha dit...

Cada persona es libre de extraer de lo que uno dice lo que más le interesa o por lo que siente más tendencia. No dije en ningún momento que este enorme cambio en la manera de editarnos y compartir nuestra publicidad sea igual a la genialidad de los autores de aquella época. También es cierto que ellos tuvieron más oportunidad que nosotros, el mundo era menos complejo, y como dice Mercedes, el ritmo de lectura y escritura era otro.
Hemos cambiado y lo seguiremos haciendo, de eso no hay duda. ¿Quién marca esa tendencia? nosotros mismos, los consumidores, los que preferimos novelas de acción en lugar de un novelón de Joyce.
Y como dice Mercedes yo tampoco he encontrado hasta ahora nada comparable a la genialidad de aquellos tan nombrados, pero es lo que hay.
Eso sí, día a día procuro ser mejor escritora, a ver si algún día alguna de mis novelas logre perdurar en el tiempo.
Un abrazo, Jordi, y hay que ver que le sacaste jugo a la entrada! ja,ja,ja!!

Jordi Díez / @iamxa ha dit...

Blanca, hoy justo hablaba con Luz al respecto y comentabamos lo mismo, que la cantidad ingente de obras, medios y lectores acelera todo. Es cierto que ahora es mas facil escribir, mucho mas, incluso publicar, pero tambien es mucho mas dificil destacar y tener exito.
Como decia aquel, lo importante es que hablen de uno aunque sea bien, jajaja

FELIX JAIME ha dit...

Ole, Ole y Ole, Jordi. Muy buena tu entrada, y completamente de acuerdo con ella.

¿No seá que en aquella época había doscientas personas en todo el mundo que se dedicaran a escribir, y hoy en día hay 200 millones?

¿O será que cualquiera que se encuentre capaz de juntar veinticinco letras se considere a sí mismo como el Fénix de los ingenios? Creo sinceramente que lo peor que nos ha ocurrido precisamente en estos tiempos es que personas como Carmen Ballcells están dejando de hacer su papel. ¿O no? Existe una pequeña editorial gala... jajajajajaja

Un abrazo, amigo

Francisco Belmonte ha dit...

Magnífico artículo.

Jordi Díez / @iamxa ha dit...

Félix, MUCHAS GRACIAS por pasar por aquí y por tus palabras.
Me apetecía polemizar un poco con Blanca, sin cabrearla demasiado, jajaja. La verdad es que me me hice venir bien el artículo de Blanca para dar mi versión sobre este movimiento que a veces sacamos un poco de contexto.
Lo dicho, compañero, muchas gracias y un abrazo grande !!!

Jordi Díez / @iamxa ha dit...

Francisco, muchas gracias por pasar por aquí, muy honrado !!!
Saludos, colega