diumenge, de juliol 15, 2012

No estoy de acuerdo con tus ideas...


"Una novela es algo vivo", dice Félix Jaime, y tiene razón. 

Desde hace unos meses corre por las redes lo que se ha dado en llamar la Generación Kindle, y que intenta agrupar a un grupo de escritores que no tuvimos oportunidad con alguna de nuestras novelas en la edición tradicional y decidimos probrar suerte en la plataforma de Amazon. 

Esta, para mí mal llamada, Generación Kindle agrupa a muchos escritores de diversas temáticas, estilos, edades, procedencias, trayectorias, etc., por eso me cuesta aceptar una masa tan heterogénea bajo una misma etiqueta, y menos con la palabra "Generación". Sin embargo, gracias a este dispar movimiento, algunos de nosotros hemos tenido la fortuna de conocer a otros escritores de trayectoria parecida con los que hemos congeniado. En estos próximos días voy a presentaros a algunos de ellos.

El escogido para abrir la serie es el señor Félix Jaime. 

Félix Jaime, como él mismo dice en su perfil es un arquitecto técnico al que le gustaría vivir de su literatura. Debo reconocer con toda honestidad que no he tenido el placer de leer sus novelas, por lo que hoy simplemente hablaré de ellas a través de los comentarios de otros lectores, y no las he leído porque en estos momentos estoy escribiendo y cuando escribo no acostumbro a leer prácticamente nada. 

Sin embargo, @FelixJaime2 es autor de dos novelas con comentarios exquisitos en Amazon y en muchos foros literarios, de su primera novela, El hombre de Grafeneck dicen "Una novela que engancha desde el principio con dos historias paralelas: la de un oficial de las SS y la de un periodista fracasado y la novia de un hombre asesinado, cuyo crimen quedó impune...", y de su segunda, Spanish Sycho, "Félix Cortés hace gala de su madurez como escritor, al lanzarse con una obra que muy pocos se atreverían a escribir."

Hoy quería dedicarle el post porque creo que es una persona cuya madurez y apertura de ideas ha de estar reflejada obligatoriamente en sus novelas, y sólo con que éstas sean la mitad de buenas de lo que es él, ya valen la pena.

Félix Jaime es madrileño y yo catalán, de los que creen en una Cataluña independiente, algo que ofende mucho a una parte de la sociedad española, que no me genera demasiadas afinidades y que casi siempre me tiene en la picota. Aclaro esto, que no tiene nada que ver con la literatura, para exponer el talante de Félix Jaime y nuestra relación. Hace unos días conversábamos sobre la difícil situación de España en estos momentos y, a través de sus reflexiones, comprendí que si hubiera más gente como Félix Jaime, o que si los que son como él hicieran más ruido, el mundo sería un lugar más fácil de habitar. 

Por eso hoy quería ensalzar una frase "no estoy de acuerdo con tus ideas, pero defiendo tu sagrado derecho a expresarlas", dicen que es de Voltaire, pero a mí me la dijo Félix Jaime. 

Os dejo también un enlace a una excelente entrevista que le hicieron en El universo de los libros para que os acerquéis más a la obra de un escritor que merece toda la atención y del que estoy seguro que vamos a seguir oyendo hablar.


7 comentaris:

Blanca Miosi ha dit...

Hola Jordi,

Conozco a Félix desde hace años y he leído casi todo lo que ha escrito, por ello puedo dar fe de que es un escritor como pocos de los que pertenecen a la Generación Kindle, esa de la que dices no te gusta el nombre, :) Aunque también es cierto que no he leído a la mayoría, porque al igual que tú, estoy escribiendo otra novela.

Estoy segura que de entro de poco, Félix nos dará una buena sorpresa. Lo presiento. Y Ojalá así sea.

Besos a ambos!
Blanca

FELIX JAIME ha dit...

Joder, Jordi, esto no se hace con un amigo...Yo que pensaba tener un domingo tranquilo, leo esto y se me pone el corazón a cien. Por tu culpa acabo de engordar unos ciento veinte kilos de un golpe, que lo sepas, jajaja.

El sentimiento es mutuo, y lo sabes. Creo que fue en aquella misma conversación que comentas, que tú dijiste "creo que los dos defendemos lo mismo, pero desde lados diferentes", porque lo que defendemos, tanto tú como yo, es el derecho a tener y a defender las propias ideas de cada uno, dehjando y respetando que cada cual tenga las suyas, es decir, la tolerancia y la diversidad, o si quieres, la libertad de pensamiento individual de cada uno.

No nos hemos leido, y sin embargo ahí estamos, un madrileño y un catalán hermanados por la facultad que tenemos de pensar, dudar y, sobre todo, respetar. La frase de Voltaire lleva siendo un dogma de fe para mí, probablemente el único que tengo, desde hace muchos años. Es un placer y un honor que la valores y la hagas tuya, querido amigo. Probablemente no la conocieras, pero la adoptaste como forma de ser hace mucho tiempo, lo cual tiene todavía mucho más mérito.

Un fuerte abrazo, y gracias otra vez por emocionarme de esta manera.

francisco javier sanchez mira ha dit...

Sin duda, Jordi Díez, no pudiste empezar por mejor escritor y aún mejor persona. Un hombre cordial, amigable, muy respetuoso e increíblemente buena persona. Sus amigos nos vanagloriamos de tenerlo como amigo. Si puedes y entre página y página que escribas, puedes ir leyendo alguno de sus dos libros, ten por seguro que ya no los dejarás.
Saludos y enhorabuena por tu blog.

Jordi Díez ha dit...

Hola Blanca. No he tenido la fortuna de conocer a Félix de tanto tiempo atrás, sin embargo tengo la sensación de que seríamos buenos amigos. Dos buenos amigos que se ven muy de tanto en tanto para cerrar una conversación de horas en la que ambos están de acuerdo antes de empezar, pero que se desgrana por el simple placer de la charla.
Esas cualidades han de notarse en su escritura y pienso como tú, cuando de el campanazo será muy sonado.
Gracias por pasarte por aquí!

Jordi Díez ha dit...

Querido Félix, cuando una persona habla conmigo acostumbra a cruzar tres frases y nunca más, o se hace mi amigo, en los cuarenta y tantos años de mi vida siempre ha sido así.
Por eso te respeto tanto, y por eso eso creo que ambos defendemos lo mismo, como muy bien dices, el derecho del otro a ser cómo quiera sin invadir espacios ajenos.
Ojalá podamos alargar la charla en una mesa de mármol, de esas con fierros forjados que se enredan en los pantalones, pero sobre las que se acumulan cafés y vasos de agua testigos de una tarde excelente.
Un abrazo,

Jordi Díez ha dit...

Hola Francisco.
Muchas gracias por pasarte por aquí!!!
Creo que Félix es un gran tip, la verdad. Uno de esos escritores con los que sostener largos diálogos en forma de cartas que darían en sí mismas para una novela.
Gracias por tus palabras, que comparto al cien por cien.
Un abrazo,

Antonia Romero ha dit...

Estoy completamente de acuerdo en tu apreciación sobre este excelente escritor y mejor persona. Y si os decidís a hablar frente a una taza de café ¡invitadme!

Un abrazo