dijous, d’agost 28, 2008

Entre Gustav y Hanna

Hola a todos,

Como creo que estos días en la prensa no dejan de aparecer noticias sobre los dos huracanes que en estos momentos están asolando el Caribe, quería tranquilizaros a todos y deciros que nosotros estamos bien.

Como podeis ver en la fotografía la isla de la Hispaniola queda justo en el centro de las dos trayectorias, eso después de haber soportado a Gustav, el huracán que queda al sur, durante tres días horribles. El que queda por el norte de la isla se llama Hanna y parece que su trayectoría nos va a dejar un poco en paz. Esperemos que así sea.

De todas formas, y aunque nosotros estemos a salvo, después del paso de cada tormenta tropical (27 previstas para esta temporada), se conviertan o no en huracán, deja a la vista las vergüenzas de todos los países caribeños, y como no podía ser de otra forma, las vergüenzas (que son muchas) de la República Dominicana.

También os comento que si teneis familia o amigos en la zona de Punta Cana estaros tranquilos ya que los hoteles están totalmente preparados para este tipo de desgracias.

Abrazos y besos para todos/as,

Jordi.

dilluns, d’agost 25, 2008

Sino estelas en la mar

Hola,

Ahora hacía varios días que no colocaba ninguna noticia ni foto en el blog. Bueno, a ver si con ésta por lo menos sabeis que continuamos vivos.

Ha sido un mes de agosto (está siendo, de hecho) un poco largo porque es el momento en que yo tengo más trabajo, además de que coincide con que muchos de vosotros estáis de vacaciones y la comunicación se rompe hasta los primeros días de septiembre, momento en que desde vuestras oficinas os descargáis un poco viendo las tontadas nuestras y las historietas que colgamos en el blog.

Ha sido éste como decía un mes largo, sin embargo, y como bien sabéis, no sólo de pan vive el hombre, así que hemos disfrutado de varias cosas. Una de ellas el inmenso placer de "conducir" un catamarán de 20 metros costeando (los marinos hablamos así) las tierras de la isla en su periplo de Bayahibe hasta Isla Saona.

Hemos tenido también la fortuna este mes de agosto de que nos hayan venido a ver Ismael y Gisela, y su maravillosa prole, David y Maite, sin prole, y hoy, de pura sorpresa, el señor Jaume Vilardell y señora, aunque alguno de los miembros de su familia, política o sanguínea, nos debía haber avisado con tiempo para prepararles un recibimiento como hubiesen merecido.

El resto no ha venido, pero se le espera. Hasta entonces, un abrazo muy grande para todos y todas.

También quiero aprovechar, ahora que me he enganchado a escribir, para pedir perdón por utilizar en este misero espacio net una frase del gran Machado, el hermano "bueno", y debo reconocer que como no recordaba si la frase era "estelas sobre el mar" o "estelas en la mar", lo he buscado en Internet, y al leer el poema me ha parecido tan extraordinario que no he tenido más remedio que ofrecéroslo como el mejor regalo que en la distancia os pueda brindar. Aquí va:

Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre el mar.

Nunca persequí la gloria,
ni dejar en la memoria
de los hombres mi canción;
yo amo los mundos sutiles,
ingrávidos y gentiles,
como pompas de jabón.

Me gusta verlos pintarse
de sol y grana, volar
bajo el cielo azul, temblar
súbitamente y quebrarse...

Nunca perseguí la gloria.

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino
sino estelas en la mar...

Hace algún tiempo en ese lugar
donde hoy los bosques se visten de espinos
se oyó la voz de un poeta gritar
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso...

Murió el poeta lejos del hogar.
Le cubre el polvo de un país vecino.
Al alejarse le vieron llorar.
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso...

Cuando el jilguero no puede cantar.
Cuando el poeta es un peregrino,
cuando de nada nos sirve rezar.
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso.

Que efímera es nuestra existencia, y que cierta. Fijáos por si ni siquiera habéis tenido la paciencia de cerrar los sentidos y finalizar con calma la lectura del poema, bajando con velocidad la barra de estado para ver si había más texto o alguna que otra foto, o cuánto faltaba para el final del post. Bueno, es lo que hay... son los mundos sutiles, ingrávidos y gentiles. También da el poema para fijarnos en que sin constancia no hay resultados, que mirando atrás, nada vale la pena, que nuestros grandes pasos y nuestra importantísima vida, se deshacen tan pronto la vamos recorriendo, y sobre todo que por mucho que nos esforcemos, el final es una puta mierda. ¿Será pues que en la sabiduría del poeta nos quiso decir que sólo vale lo que se vive en el camino...?

Léase Kavafis.

Ah !!! Prometo que si venís no llevaré yo el catamarán.

divendres, d’agost 08, 2008

Curiós...

Hola,

Avui, dia 08-08-08, que s'han inagurat els Jocs Olímpics, curiosament també "Mercurio, Venus, Saturno y Marte se alinearán esta noche - La Vanguardia-"

Però si seguim amb les coincidències i sumem tots els números del 08-08-2008, també fan vuit... ai carai, serà l'inici d'alguna nova era? pujaran les hipotèques al 8 %? ens creixerà cabell als que ho necessitem? guanyarà la Penya la Eurolliga? tornarà el malparit del constructor que m'ha robat la meva pasta?

Quines coses tan curioses !!!

dilluns, d’agost 04, 2008

La otra cara de mi trabajo

Hola a todos,

Ahora hacía varios días que no publicaba nada en este blog. La verdad es que los motivos son varios, mucho trabajo, poco tiempo, pero sobre todo, casi nada que explicar más allá de rutina, rutina y más rutina.

Sin embargo este sábado ha ocurrido un hecho que me ha dejado con la cabeza entre brumas, el entendimiento dolido y el corazón encogido.

Sin más aviso que un par de estertores premonitorios, un turista, un señor de poco más de treinta años, sufrió un infarto en uno de los restaurantes y murió en el acto, sentado en la misma mesa con su esposa y su hijo de siete años.

Sí, lo sé, seguramente no es lo que esperábais leer en este blog, pero así ocurrió y tengo la necesidad de "escupirlo" al papel como terapia para mí mismo.

Más allá de la parte oficial de mi trabajo, es decir, realizar todo el papeleo, hospitales, forenses, funerarias, embajadas, y un largo y macabro etcétera, también tuve la desagradable tarea de consolar con mi portugués macarrónico a su viuda. ¿Qué decir cuando no se tienen palabras ni siquiera en tu propio idioma?

Sentados los dos, el niño jugando en los jardines del hospital, me explicó la señora que no habían hecho vacaciones en los últimos cuatro años y que estaban deseosos de venir a Punta Cana para disfrutar todo lo que no habían tenido la oportunidad de hacer con anterioridad. El señor, trabajador (o quizá directivo) de banca, tenía una vida muy ajetreada, era fumador, amante del deporte sólo por televisión, y en todo este tiempo no tuvo tiempo ni para ir de vacaciones con su familia. No lo juzgo, por supuesto que no, cómo hacer una cosa así, pero sí que me ha dejado su impronta un remordimiento interno inmenso y una pregunta que ronda en cada hálito que sorbo, ¿aprovecho yo mi tiempo?

Respuesta evidente, no.

¿Valía la pena todo el esfuerzo del señor?, otro rotundo no, visto lo visto.

Se plantea ahora una situación nada fácil para la viuda, en la que no voy a entrar por respeto absoluto hacia ella, y que por cierto demostró una entereza que me hizo estremecer.

Y si hoy me he atrevido a explicaros algo tan íntimo y tan personal como esto ha sido sólo por dos motivos, el primero ya lo he anticipado, auto terapia, pero el segundo es haceros la misma pregunta que me he hecho yo.

De momento hoy ya he vuelto a salir a correr ...